18 de abril 2007 - 00:00

Más dudas sobre dos anuncios oficiales

• No se cree en 7,9% de crecimiento anual

Se confirmó ayer que la economía en general creció 7,9% en febrero, lo que es en teoría una buena señal. Pero al entrar en detalle en los datos difundidos por el Ministerio de Economía, se observan -una vez más- inconsistencias. El INDEC había informado hace dos semanas que la construcción creció en ese mes sólo 6,1% (en comparación con febrero de 2006). Ahora bien: para el cálculo de lo que pasa en la actividad económica, la construcción mostró un sospechoso 17,5%, casi tres veces mayor que lo ya informado. ¿Otro dibujo? Todo poco serio.

• No firman gremios ni con 20% de aumento

El acuerdo entre el gobierno y Hugo Moyano para que los aumentos salariales tengan un tope en 15% ya es historia. Los gremios que están en negociaciones se mantienen intransigentes al exigir más de 20%. Lo nuevo es que varios sindicatos, como los gastronómicos, aun ya habiendo garantizado 20% no aceptan la propuesta empresaria y amenazan con paro. El listado alcanza a los trabajadores metalúrgicos, subtes, neumáticos, ferrocarriles, telefónicos, curtidores y empleados públicos. Ahora tiene que comenzar sus discusiones el propio Moyano.

El ISAC, indicador sintético de la construcción que publicael INDEC, creció apenas 6,1% en febrero, pero según el EMAEdivulgado ayer, el sector tuvo un aumento mucho mayor, de17,5%, de acuerdo con el Ministerio de Economía.
El ISAC, indicador sintético de la construcción que publica el INDEC, creció apenas 6,1% en febrero, pero según el EMAE divulgado ayer, el sector tuvo un aumento mucho mayor, de 17,5%, de acuerdo con el Ministerio de Economía.
Tras el escándalo desatado por los cambios en la canasta básica por parte del INDEC, una nueva controversia se cierne ahora sobre otro dato clave: la construcción. Según el índice difundido ayer por el Ministerio de Economía, este rubro tuvo un aumento de 17,5% en febrero respecto del mismo mes del año anterior, pero los datos que se venían divulgando sobre su evolución venían mostrando incrementos de menos de la mitad para el mismo mes (6,1%).

Esta recuperación, que se ubica bien por encima de lo esperado, permitió que el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) reflejase un incremento de 7,9% en febrero en términos interanuales, tal como informó ayer este diario.

Ahora, la posibilidad de algún tipo de « manipulación» también en lo que respecta a la construcción abre un manto de sospecha sobre las cifras de expansión económica. La sospecha es que estos números empiecen a estar artificialmente « inflados».

  • Dos índices

  • El Palacio de Hacienda divulgó ayer el informe de coyuntura, relacionado con el EMAE de febrero. En uno de sus párrafos destaca que la construcción, con un alza de 17,5%, «recuperó una tasa similar a las exhibidas durante los primeros tres trimestres de 2006, lo cual aportó un punto porcentual al crecimiento».

    Pero ¿de dónde surgen los datos de esta mejora en el sector, cuando se venía verificando una clara desaceleración? La Dirección Nacional de Cuentas Nacionales, una dependencia del Ministerio de Economía, toma en cuenta fundamentalmente dos índices, que son los siguientes:

  • El Indicador de Coyuntura de la Actividad de la Construcción (ISAC): lo da a conocer el INDEC y se conforma a partir de los datos de venta de insumos para el sector. En febrero mostró un aumento de 6,1% interanual y en enero de 8%. Hasta mediados de 2006 mostraba una suba de 25%.

  • La creación de empleo del sector, que surge de los datos del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIJyP): también se viene desacelerando y en febrero el aumento interanual se redujo a 13,9%.

    Por lo tanto, según Economía la construcción subió más que el incremento del ISAC y también respecto del incremento del empleo en el sector. Prácticamente nunca en los últimos cuatro años se había producido esta situación. Y mucho menos con las diferencias notorias de esta oportunidad.

    En cuanto a los datos del EMAE, con el aumento de 7,9% se alcanzaron los 51 meses de crecimiento ininterrumpido. En el primer bimestre, el aumento acumulado equivale a 8,2%. La evolución mensual mostró un aumento de 0,6% contra enero, luego de dos meses consecutivos en los que la evolución había sido cercana a cero.

    Según destacó el ministerio, en términos desestacionalizados la actividad económica ya está casi 50% (en realidad 48,7%) por encima de marzo de 2002 y 16,8% arriba del anterior pico histórico.

    El comunicado que divulgó la cartera que dirige Felisa Miceli dio su propia lectura de los datos: « Resultaría apresurado concluir que la economía está presentando síntomas de desaceleración». Y recuerda, en este sentido, que en 2005 también hubo variaciones interanuales inferiores a 8%, como ocurrió en enero, marzo y julio. En 2006, además, hubo dos meses en los que se produjo este fenómeno: abril y diciembre. Del comunicado trasciende que la expectativa del Palacio de Hacienda es que el crecimiento se mantenga en el orden de 8%, luego del aumento de 8,5% que tuvo el PBI el año pasado.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar