Más tensiones entre las petroleras y el gobierno

Economía

La celebración de los 99 años del descubrimiento del primer pozo de petróleo en nuestro país, que se conmemoran hoy, dejó en evidencia la tensa relación que mantiene el gobierno con las empresas del sector, aunque se verifiquen también muchos matices.

Ayer, en el almuerzo de celebración en un hotel céntrico, no hubo representantes del gobierno nacional, y se produjo cierta conmoción cuando fuera de programa, en el momento del brindis, Eduardo Rocchi, ex Bridas, subió al escenario y tras disculparse con el orador del evento -Ernesto López Anadon de Repsol YPF-, salió en defensa del titular de Shell, Juan José Aranguren.

«Quiero que Aranguren reciba de parte mía y de muchos amigos aquí presentes nuestra solidaridad con su empresa, víctima de una discriminación inconcebible por quien el presidente Néstor Kirchner considera más bueno que Lassie, el secretario Guillermo Moreno.»

Los aplausos no fueron ostentosos, en parte porque la mayoría de los presentes ya estaban parados, brindando con sus colegas de otras mesas, o por la sorpresa que produjo una declaración no preparada. Con todo, fueron varios los empresarios que luego se acercaron a Aranguren a saludarlo personalmente.

Rocchi, que fue en la década del 80 y en parte de los 90 un hombre destacado en Bridas, de la familia Bulgheroni, fue después presidente del Instituto Argentino del Petróleo y Gas, que ayer organizó el almuerzo. Ahora trabaja en una empresa petrolera de segunda línea.

«No todos pueden darse el lujo de hablar como él», dijo uno de los presentes en relación con que Rocchi ya no estaría comprometiendo a la empresa que representa, y coincidió con varios más.

No obstante, su intervención despejó la formalidad al poner sobre la mesa la multa de $ 23 millones que la Secretaría de Comercio Interior de Moreno aplicó a Shell por haber detectado falta de gasoil en 23 estaciones.

Algunos dijeron: «Ahora se vienen con todo contra Esso y Petrobras», en relación con las actuaciones que inició la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia en estaciones de servicio que denunciaron falta de gasoil en noviembre de 2005.

Ya está confirmado que estaciones de Shell del sur del país recibieron un cuestionario sobre el abastecimiento, y que lo mismo se advirtió en Esso con relación a expendedores del norte. Las misivas están en proceso de respuesta, luego de lo cual la comisión imputaría cargos a las empresas.

  • Planteo

    Otros de los presentes, en cambio, hicieron algún planteo con respecto a la actitud confrontativa que viene asumiendo Aranguren y que se acentuó meses atrás, cuando en medio de la crisis del gasoil, Shell lanzó, sin diálogo previo con el gobierno y con otras petroleras, un diésel premium más caro. «Los precios son técnicamente libres», habría dicho entonces el titular de la empresa anglo-holandesa para justificar la decisión, aunque el sector empresario sabe que las cosas no son así y que el único aumento que practicó Shell en febrero de 2005 le valió un llamado al boicot del propio Kirchner y actos de piqueteros en algunas de las estaciones más emblemáticas.

    Entre los petroleros que prefieren el perfil bajo y la negociación frente al gobierno, se teme que el conflicto persistente con Shell termine con el desplazamiento de Aranguren. «Moreno quiere la cabeza de este hombre y cuando el gobierno se propone algo, lo logra, como en el caso de Telefónica», fue otro de los comentarios.

    Un dato llamativo es que entre los 400 asistentes al almuerzo hubo, sobre todo, hombres de la segunda línea de las empresas. La excepción fue la mesa principal compartida, entre otros, por López Anadon, Aranguren, Oscar Vicente (por el Club del Petróleo), el senador César Gioja, y el propio Rocchi, quien en el momento de su brindis inesperado dijo que había tomado la decisión por sí solo, aunque en la mesa le recomendaron no hacerlo.
  • Dejá tu comentario