Mercados con menos tensión

Economía

Se espera que la semana comience hoy más tranquila en el mercado financiero. Luego de la fuerte venta por parte del Banco Central, el dólar permanecería en los valores a los que cerró el viernes, es decir, por debajo de $ 3,15 en el mercado mayorista y de $ 3,18 en casas de cambio. La suba de las tasas, en tanto, ayudaría para frenar la caída de los plazos fijos. Igual es evidente que los ahorristas mantendrán extrema cautela hasta tanto no se resuelva el conflicto con el agro. Lo que logró el Central es instalar entre grandes operadores el mensaje de que apostar a una suba del tipo de cambio es una mala opción. Si finalmente hay acuerdo con el campo, regresaría una buena parte de los dólares que huyeron, especialmente de los tenedores de los títulos públicos. Pero recomponer rápidamente cotizaciones y retornar a los precios previos al 11 de marzo, cuando Martín Lousteau anunció las retenciones móviles, no será tan fácil. La credibilidad se pierde rápidamente con un par de medidas: recuperarla es un proceso mucho más lento.

El Banco Central siguió vendiendo dólares el viernes. La intervención llegó a alrededor de u$s 150 millones en el mercado contado y vendió posiciones a futuro por casi u$s 300 millones. Las reservas bajaron a u$s 49.222 millones, mil millones menos que hace una semana.

Con esa fuerte ofensiva consiguió que baje en el Forex-MAE a uno de los menores precios del año: $ 3,1470, el valor que tenía a mediados de enero pasado. En las casas de cambio, retrocedió a $ 3,18 para la venta.

A pesar de la estrategia del Central para que pierdan los que toman dólares, la demanda no cede. Los que están hoy en el mercado no buscan hacer diferencias, sino cubrirse o llevar dinero al exterior porque no quieren hacer más negocios en la Argentina.

Con los ahorristas ocurre algo similar. Dejan de consumir para pasarse a dólares, no importa cuál sea el precio. Las menores ventas de las casas de ropa son el reflejo de las mayores compras de dólares del público. Lo único que logra el Central con esta estrategia es que la gente, bancos y empresas compren la divisa cada día más barato.

El dólar «contado con liquidación», que es el que se utiliza para fugar divisas a través de títulos de la deuda, bajó a $ 3,27. El lunes pasado había llegado a $ 3,33. Las divisas se están yendo del país a costos cada vez menores.


Por caso, el MEC, la plaza donde operan los cambistas, el viernes negoció u$s 290 millones, cuando lo habitual es que opere alrededor de u$s 120 millones diarios. Esa diferencia se explica por la demanda del público, y el Banco Central, a cargo de Martín Redrado, los alimenta vendiéndoles dólares para que no haya insatisfechos y mostrarles que domina el mercado.

En el OCT-MAE, el mercado de futuros, los montos negociados llegaron a u$s 217 millones, una cifra muy elevada por la fuerte venta del Central. Fin de mayo bajó 0,71% a $ 3,1450, mientras fin de año retrocedió 0,65% a 3,2344. En el Rofex de Rosario, donde también vendió la autoridad monetaria, los negocios fueron algo inferiores a los del OCT, ya que se operaron u$s 131 millones. El dólar mayo tuvo un comportamiento similar al del OCT-MAE, al bajar 0,71%. la novedad fue que se negoció marzo 2010 a $ 3,70.

Para hoy el dólar quedó sumamente vendedor, porque después de hora entraron órdenes de venta por u$s 120 millones contra compradores por u$s 7 millones.

Tal vez el mercado hoy se calme, porque el agro está decidido a levantar el paro para negociar. Los mayores beneficiados serán los títulos públicos, que el viernes volvieron a caer en el Mercado Abierto Electrónico (MAE), la principal plaza de bonos.

Dejá tu comentario