Mercados vivieron una semana negativa por la tensión en Europa

Economía

Fueron afectadas por la situación de las economías de Grecia, Portugal y España. En Wall Street, el Dow Jones perdió 1,7% semanal, el S&P500 cayó 2,5% y el Nasdaq 2,7%. En los recintos europeos, Londres resignó 3%, Madrid bajó 3,9% y París 3,4%. El bovespa brasileño retrocedió 2,8%. La excepción fue Tokio que ganó 0,1%.

La Bolsa de Nueva York perdió ímpetu, afectada en parte por las financieras aunque consiguió cerrar abril con ganancias, por tercer mes consecutivo, a la espera de que se divulguen más datos económicos y de empleo la próxima semana.

Los datos que el Departamento de Trabajo dará a conocer el próximo viernes, relativos al comportamiento del mercado laboral en abril, pueden influir en la dirección que siga Wall Street a corto plazo y alentar o mermar las expectativas de crecimiento de la economía estadounidense.

Los cálculos preliminares oficiales que se difundieron este viernes reflejaron que la actividad creció en los tres primeros meses de este año a una tasa anual del 3,2%, algo menos de lo que preveían los expertos y lejos del avance del 5,6% que se registró en el último trimestre de 2009.

No obstante la Reserva Federal, que reiteró esta semana su intención de mantener bajos los tipos de interés durante un periodo amplio de tiempo, ha constatado que la actividad económica sigue fortaleciéndose y que el mercado laboral comienza a mejorar.

El índice Dow Jones de Industriales, la principal referencia del mercado bursátil neoyorquino, cerró con un descenso del 1,42% (-158,71 puntos) y finalizó en 11.008,61 unidades, al tiempo que el selectivo S&P 500 cedió el 1,67% (-20,10 puntos) y concluyó la sesión en 1.186,68 unidades.

El índice compuesto del mercado Nasdaq bajó un 2,02% (-50,73 puntos) y se situó en 2.461,19 unidades.

A pesar de esos y otros retrocesos recientes, el Dow cierra el mes de abril con un avance del 1,4%, el S&P 500 ha ganado el 1,47% y el Nasdaq ascendió el 2,63%.

Los resultados favorables que lograron en el primer trimestre de este año algunas grandes empresas estadounidenses, incluidos los mayores bancos, contribuyeron también a afianzar la tendencia alcista en Wall Street este mes, a pesar incluso de la inquietud que genera la abultada deuda y los elevados desajustes en las cuentas públicas de algunos países de la eurozona.

La agencia de medición de riesgo Standard & Poor's rebajó esta semana las calificaciones que otorga a la deuda de Grecia, Portugal y España, lo que provocó sobresaltos inmediatos en Wall Street y en los mercados europeos.

Los inversores aguardan ahora a ver si se concreta en breve la ayuda que ha pedido Grecia a sus socios europeos y al Fondo Monetario Internacional para afrontar la grave crisis que padece.

El sector financiero (-1,91%) fue uno de los más afectados el viernes por la corriente vendedora que prevaleció en el mercado neoyorquino, junto a los de materias primas, tecnológico y de empresas de productos de consumo cíclico, que bajaron en torno al 2 por ciento.

Caterpillar (-3,76%) registró el descenso más agudo entre las treinta empresas incluidas en el Dow y también se anotaron descensos sustanciales el banco JPMorgan Chase y General Electric, que bajaron el 3,23% y American Express (-3,11%), Bank of America (-2,57%), las tecnológicas Intel (-2,77%) y Cisco (-2,18%) y el productor de aluminio Alcoa (-2,11%), entre otras.

Fuera del Dow, las acciones de la financiera Goldman Sachs perdieron un 9,39% de valor, después de conocerse que fiscales federales en Nueva York investigan si cometió fraude en la comercialización de productos financieros vinculados a hipotecas.

Las autoridades reguladoras de EE.UU. acusaron días atrás a esa entidad de prácticas fraudulentas en ese mismo ámbito y esta semana su presidente, Lloyd Blankfein, y otros ejecutivos tuvieron que soportar en el Senado los dardos verbales que les arrojaban legisladores demócratas y republicanos, muy críticos con algunas de sus actividades de inversión ligadas al declive del mercado inmobiliario en este país.

Dejá tu comentario