Molino Cañuelas se presentó en concurso preventivo de acreedores

Economía

La firma aclaró que la decisión no implica un freno para la producción de sus plantas. Tampoco altera el plan de lanzamientos de nuevos productos.

La firma Molino Cañuelas, la principal productora de harina de trigo de la Argentina, con 15 plantas industriales en el pais en las que emplea a 3.000 personas, informó ayer que entró en concurso preventivo de acreedores. Así lo informó la compañía a través de un comunicado oficial donde aseguró que debido a las acciones judiciales por entidades financieras acreedoras se vio forzada a esta medida.

La empresa que acumula deudas por alrededor de u$s1.400 millones con entidades bancarias locales y del exterior, viene intentando desde 2018 reestructurar ese millonario pasivo. “Con esta medida busca proteger sus activos, los puestos de trabajo directos e indirectos de la Empresa y los intereses de los propios acreedores, manteniendo su estructura productiva y asegurando su continuidad operativa en todas sus plantas y establecimientos industriales y comerciales”, informaron desde la empresa.

Molino Cañuelas es una de las compañías más importantes de alimentos de la Argentina. Exporta sus productos a más de 50 países. Elabora y comercializa conjuntamente harinas, panificados, pastas secas, galletitas, aceites, pan rallado y premezclas. En la última década concretó un fuerte proceso de expansión en base a millonarias inversiones que la ubicaron en el podio del negocio molinero local.

En este marco, en el texto enviado a los medios la firma a explica que: “pese a los esfuerzos realizados en estos últimos años de negociaciones, y no obstante al consenso alcanzado con una relevante cantidad de las instituciones financieras involucradas, incluida la banca nacional y organismos multilaterales, las acciones judiciales promovidas por una minoría de entidades financieras forzaron a la Empresa a solicitar, conjuntamente con la firma Compañía Argentina de Granos S.A. (CAGSA), la apertura de su Concurso Preventivo de Acreedores”.

Por último aseguraron que si bien se buscó un acuerdo con acreedores durante los últimos dos años, las medidas judiciales impidieron ordenar las finanzas. Según aclaró el comunicado oficial, la decisión de buscar protección judicial no implica un freno para la producción de sus plantas. Tampoco altera el plan de lanzamientos de nuevos productos.

Dejá tu comentario