5 de marzo 2008 - 00:00

Moreno de gloria: le permiten clausurar, decomisar y multar

Se reanudó la actividad en el Congreso, y no hubo pérdida de tiempo: en la Comisión de Defensa del Consumidor se avanzó en el dictamen del proyecto que da superpoderes a Guillermo Moreno. Podrá multar, clausurar e incautar mercadería. Todo remitea 1952, cuando comenzaron los cierres por el alza de precios. Fajas de clausura distinguían el comportamiento de los comercios. Casi podría decirse que se procedía como los nazis con las viviendas de judíos. ¿Hastá dónde llegará Moreno? Por lo pronto, el proyecto estará aprobado en abril. De allí en adelante, el secretario contará con una nueva arma en su lucha contra la inflación, lucha en la que está inmerso hace dos años sin lograr una victoria. Sólo supo intervenir el INDEC.

Patricia Vaca Narvaja
Patricia Vaca Narvaja
Avanzó ayer en la Cámara de Diputados el polémico proyecto para una nueva Ley de Defensa del Consumidor, que en concreto le da más poderes al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para multar comercios, inhabilitarlos o inclusive proceder a clausuras en el caso de incumplimientos. La Comisión de Defensa del Consumidor decidió, en su reunión de ayer, convocar a un plenario junto con las comisiones de Comercio y de Justicia, para emitir el dictamen del proyecto que, con modificaciones, fue aprobado por el Senado el pasado 19 de diciembre. Se supo ya que no habrá modificaciones a esa versión, por lo que ahora se estima que la norma podría convertirse en ley en la primera sesión de Diputados en abril.

El proyecto establece un rango de sanciones por incumplimiento de las normas de ofertas y lealtad comercial que, en algunos casos, multiplica por 10 las existentes hasta ahora. De ahí el peligro sean usadas por Moreno no como un arma para defender a los consumidores sino para controlar a los comercios. Por ejemplo, las sanciones por incumplimiento van desde el apercibimiento a la fijación de multas desde $ 100 hasta $ 5 millones, cuando el límite hasta ahora era de $ 500 mil.

También se autoriza el decomiso de mercadería y productos en infracción, la clausura del establecimiento, la suspensión del servicio por hasta 30 días.

Para controlar a los comercios se establecen, además, otras sanciones aun más graves como la suspensión por cinco años de los registros de proveedores del Estado -por lo que alguna empresa considerada incumplidora puede ser directamente borrada del mercado- o la pérdida de las concesiones, privilegios, regímenes impositivos o crediticios especiales. Todo bajo el poder de aplicación de Moreno.

El proyecto original de la nueva Ley de Defensa del Consumidor había sido presentado por la kirchnerista Patricia Vaca Narvaja y fue aprobado en Diputados en agosto de 2006; pero el Senado le introdujo cambios en la votación de diciembre, por lo que ahora debe sancionarlo en revisión.

Entre esas modificaciones, se estableceque la nueva legislación estará por encima de los reglamentos que regulan las prestaciones de los servicios públicos privatizados, situación que en la actualidades a la inversa. Este es un puntoque fue muy cuestionado porque, según abogados especializados en el tema, traería confusión en cuál es el órgano que actuará cuando haya denuncias contra empresas de agua corriente o gas ya que existen entes encargados de controlarlas.

Además de la aplicación de las sanciones, la reforma a la Ley 24.240, de Defensa del Consumidor, sigue dejando abierta la posibilidad de que el consumidor o usuario recurran a la Justicia cuando sus intereses resulten «dañados o damnificados». En ese caso se fija que el proceso judicial a aplicar será el más breve que contemple cada jurisdicción y otorga la posibilidad al juez, tal como rige hasta ahora, de aplicar también una multa civil a favor del perjudicado.

Dejá tu comentario

Te puede interesar