MSCI: cuenta regresiva para el regreso de Argentina a "frontera"

Economía

La firma comenzará a partir de este miércoles a analizar la composición de sus índices, para determinar si debe realizar algún ajuste.

El MSCI comenzará a reunirse a partir de esta semana para redefinir la composición de sus índices, un proceso que podría significar el retorno de la Argentina a la categoría de mercado de frontera, tras un paso con más pena que gloria por emergentes. Desde el miércoles, la firma abrirá una etapa en la cual deberá evaluar la estructura de sus indicadores, con el fin de determinar si los índices mantendrán la composición vigente o si será necesario aplicar algún cambio en los mismos.

El organismo había iniciado en septiembre un período de consulta para determinar el destino de la Argentina con respecto a su permanencia en “emergentes”, luego de que el Gobierno anunció las restricciones a la compra de dólares por hasta u$s10.000 mensuales, cupo que a fines de diciembre se redujo a u$s200. En dicha oportunidad, el MSCI explicó que “la introducción de medidas restrictivas, como controles de capitales o controles de cambio, pueden resultar en el deterioro de la accesibilidad de un mercado cambiario. Por lo tanto, la reciente acción del Gobierno argentino podría conducir a la eliminación de los índices MSCI Argentina de la categoría mercados emergentes”.

Además de dichas restricciones, el país se mantiene desde abril de 2018 fuera de los mercados voluntarios de deuda, producto de una fuerte suba en el riesgo-país, que se dio como resultado a la fuerte depreciación del tipo de cambio a partir de una fuerte salida de capitales de los países emergentes hacia los más desarrollados, luego de que las tasas de los bonos a diez años del Tesoro de EE.UU. alcanzaran el 3%. Este fenómeno desembocó en dos años de fuerte volatilidad en las plazas financiera y cambiaria local, a partir de las dudas con respecto al gradualismo que venía aplicando el Gobierno del entonces presidente Mauricio Macri, más allá de los breves períodos en los cuales se pudo observar cierta tranquilidad.

Vale recordar que el MSCI decidió en junio de 2018 reclasificar a la Argentina a la categoría de mercado “emergente”, luego de las diversas medidas adoptadas por el gobierno de Macri en pos de abrir la cuenta de capital y de eliminar los controles cambiarios. El hecho por excelencia fue la eliminación del cepo cambiario en diciembre de 2015, que no tuvo un fuerte impacto sobre el mercado del dólar, más allá de la depreciación lógica del peso, con el fin de unificar los valores negociados en el mercado paralelo (blue), utilizado como referencia en su momento y en el oficial. Todo esto a pesar de la volatilidad en la plaza financiera, dado que se esperaba que el fenómeno fuera transitorio, considerando el escenario internacional y las elevadas distorsiones macroeconómicas de la Argentina.

Pero, en medio de los vaivenes económicos y financieros, el MSCI decidió en febrero de este año sumar a la Argentina “excepcionalmente” en el Índice Frontier Emerging Markets, lo que le permitió al país seguir negociando (momentáneamente) en la categoría de “emergente”, aunque también en la de “frontera”. Este doble status permitió que el país pudiera cotizar en ambos índices, mientras que la firma proveedora de índices analizaba la situación argentina.

A partir de este miércoles, comenzará la cuenta regresiva de lo que debería ser el retorno efectivo del país a la categoría de mercado de frontera. El cepo actual y las complicaciones con respecto a los vencimientos de deuda en el corto plazo siembran dudas e impiden que la Argentina prevalezca en el rango de emergentes. Será trabajo del Gobierno actual trabajar para gradualmente ir normalizando la economía. Pero aún quedan algunos meses para que se dé a conocer la decisión.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario