Nace una agrupación oficialista

Economía

A pesar de que entre los miembros de AEA la reunión que mantendrán hoy con Néstor Kirchner es vista como un paso adelante en la difícil relación con el gobierno, no deja de ser significativo que el encuentro se produzca un día después de que el Presidente recibiera a la hasta ayer ignota COINAR ( Coordinadora Interempresarial Argentina), que -aunque lo nieguen-es ya «la pata kirchnerista» del empresariado.

El encuentro se realizó en el mismo ámbito que albergará hoy a los miembros de la Asociación Empresarial Argentina, pero seguramente el mensaje que se escuchará hoy será diferente.

La COINAR es presidida por el banquero Carlos Heller (Banco Credicoop, titular de Abappra) y cuenta entre sus miembros a la Federación Agraria Argentina, ADIMRA (metalúrgicos), Apyme y las cámaras del juguete, de la indumentariay del calzado. Heller reveló que en la reunión se entregó un documento «en el que están los lineamientos y una serie de temas que deberían ser abordados, tanto en materia tributaria como en el área financiera y que apuntan a fortalecer el mercado interno, lo que, a la vez, implica trabajar en los temas de exclusión social y pobreza», explicó.

• Reclamo

El banquero también dijo que en el encuentro con Kirchner se le reclamó «no asumir compromisos con organismos multilaterales que después no puedan cumplirse» y también a poner en marcha «cuanto antes» el tantas veces declamado plan de obras públicas. Para sorpresa de nadie, el Presidente respondió con una exhortación a «avanzar en un modelo que deje atrás el modelo neoliberal de la década de los noventa».

Según declaraciones de algunos de sus integrantes, el objetivo de la conformación de COINAR «es recomponer el empresariado nacional». Pero podría decirse que, en realidad, se trata de una lucha por ocupar espacios cerca del gobierno, con todo lo que esto significa a nivel económico. De otra manera,no se entiende la exclusiónde grupos como Techint, Arcor, Cartellone, Roggio, Menotti Pescarmona o Loma Negra, por citar sólo a algunos de los que se agrupan en AEA.

De hecho, muchos de los planteos que llevó COINAR son similares a los que viene proponiendo el
Grupo Industriales, corriente interna de la UIA (Unión Industrial Argentina) que se opone a la actual conducción de la central fabril, e inspirada por su ex titular José Ignacio de Mendiguren.

• Ingreso

«La distribución del ingreso como necesidad para la recuperación en base al mercado interno es un consenso, es algo que hemos discutido», declaró Carlos Bueno, presidente de la Cámara del Calzado. Cabe recordar que Bueno fue uno de los más activos abogados de la devaluación del peso como forma de recomponer la competitividadde la industria local. Por su parte, Manfredo Arheit, titular de ADIMRA, negó que la flamante asociación sea «un polo paralelo», pero condicionó futuros encuentros gobierno-empresarios (de otros sectores, claro) a que «la que la sociedad entienda mejor el rumbo del gobierno». Arheit es miembro del Comité Ejecutivo de la UIA por la minoría (el citado grupo Industriales).

Sin embargo, quien manifestó más claramente y sin tapujos su apoyo al gobierno fue
Rubén Agugliaro, titular de la Cámara de Transporte Automotor de Cargas (CATAC). Dijo: «Esta es una nueva etapa de la Argentina» y arengó: «Hay que apoyar a Kirchner con el empresariado que hay, y éste es un apoyo incondicional, por el que no se le pide nada a cambio».

Dejá tu comentario