12 de marzo 2007 - 00:00

Negocio con gasoil a medida de Chávez

Daniel Cameron
Daniel Cameron
El gobierno condicionó la importación de 300.000 metros cúbicos de gasoil sin impuestos a que el producto sea adquirido a Venezuela, en el marco del esquema de fideicomiso vigente con ese país. Si las petroleras quieren importar desde otro país no gozarán de la exención del impuesto al gasoil y a la transferencia de combustibles, con lo cual será mucho mayor la pérdida por traer el producto desde el exterior.

Así surge de la Resolución 299 de la Secretaría de Energía. La imposición de Venezuela como único origen para la importación de gasoil sin impuestos, se suma a la resolución de la Secretaría de Comercio Interior de setiembre pasado, que obliga a las petroleras a entregar al mercado local igual cantidad de gasoil que el año anterior más un porcentaje relacionado con la evolución del PBI.

Como la capacidad instalada de refinación no aumentó en la última década y es poco el plus que se agrega por eficientización o por privilegiar el gasoil sobre otros refinados como el combustible de aviación, para cumplir con la norma de Comercio, las petroleras necesitarán importar en los próximos meses. Esto se notará sobre todo cuando aumente la demanda del campo a partir de abril.

Al mismo tiempo, como los precios internos de los combustibles están prácticamente congelados desde 2003, hay una significativa brecha entre el valor local y el de importación. Para atenuar esa pérdida y lograr que las petroleras importen, el gobierno impulsó la exención impositiva que fue resuelta por sucesivas leyes hasta la 26.074 que permite ingresar sin impuestoshasta 800.000 metros cúbicos en 2006 y 2007. La resolución de la Secretaría de Energía que dirige Daniel Cameron, conocida ahora, autoriza el ingreso de 300.000 metros cúbicos, que es superior a lo comprado el año anterior. Pero, si hiciera falta importar más cantidad, lo más probable es que se mantenga el privilegio impositivo para las compras hechas a Venezuela.

La norma establece que las empresas deberán presentar sus propuestas de compra en cinco días hábiles, que vencen el jueves de esta semana. También indica que si las ofertas resultan inferiores al cupo ofrecido, «la Subsecretaría de Combustibles podrá asignarlo a ENARSA» (la empresa estatal de energía).

La resolución no prohíbe importar desde otros países, pero los interesados en hacerlo «deberán manifestar la voluntad de hacerlo de forma complementaria sin los beneficios de la Ley 26.074, cuando las necesidades de abastecimiento del país así lo requieran».

Dejá tu comentario

Te puede interesar