Ni en los 90, fábricas de autos trabajaron tanto

Economía

¿Otro "milagro argentino"? Hace cinco años, las automotrices vivieron su peor momento de la historia. Entre las 10 empresas radicadas en el país vendieron sólo 86.000 vehículos. Algunas -como Fiat-dejaron de producir y otras estuvieron a punto de cerrar y trasladarse a Brasil. Hoy la realidad es otra, y las terminales están trabajando más que en los 90. Lo que antes casi las hace desaparecer (la devaluación) ahora les permite vivir esta sorprendente realidad. El secreto: 90% de la producción se exporta. Con un dólar alto aquí y un euro que no deja de subir, fabricar en Europa es imposible. Ayer, DaimlerChrysler anunció que desde octubre comenzará a trabajar en tres turnos por la fuerte demanda que tiene del exterior. No es el único caso. Ya lo hace desde marzo General Motors en Santa Fe y también lo hará en unos meses PeugeotCitroën. Las otras van en camino. Un dato: este año se fabricarán 500.000 vehículos.

Para saber qué opinan en las automotrices sobre el futuro de la economía, hay que ver qué están haciendo con sus planes de producción. Es que en este sector se toman decisiones pensando en un horizonte mínimo de 18 meses. Si se tiene en cuenta que desde marzo varias terminales comenzaron a trabajar en tres turnos para producir más y anunciaron la fabricación de nuevos modelos, se puede asegurar que las fábricas locales estiman que al menos por los próximos dos años no ven turbulencias en el mercado que afecten el crecimiento. Ayer, fue el turno de DaimlerChrysler: anunció que desde octubre su planta de González Catán trabajará 24 horas, algo que no había sucedido nunca; esto implica aumentar 20% su producción. Para eso, tiene prevista una inversión de u$s 10 millones y la creación de 600 puestos de trabajo que se sumarán a los 500 empleos generados desde comienzo del año; con esto, su plantilla llegará a los 2.500 trabajadores.

  • Incremento

  • De esta manera, la automotriz alemana incrementará su producción anual de las 27.000 unidades actuales a más de 32.000 a partir de 2008; cerca de 90% de esas unidades se destinará a la exportación. DaimlerChrysler se suma a la tendencia de otras terminales: General Motors inauguró el tercer turno en su fábrica de Santa Fe, y Peugeot-Citroën planea hacerlo a partir de octubre. Por su parte, Ford -que sigue trabajando en dos turnos- también anunció esta semana que está aumentando su producción en 12% y llegó al máximo de actividad desde 1997.

    DaimlerChrysler fabrica en su planta dos utilitarios Mercedes-Benz: el Sprinter, que se vende en el mercado interno y se exporta a toda América latina, y el NCV3, cuya producción se destina íntegramente a Europa, Rusia, Irak y otros países asiáticos. Del primer modelo se fabrican 18.000 (3.000 se venden en el mercado interno); y del NCV3, 9.000. Con el incremento de producción, la planta quedará casi al máximo de su capacidad total instalada.

    «Para la demanda actual, con esta ampliación de la producción, vamos a estar cubiertos, pero es cierto que si en el futuro necesitamos fabricar más, harán falta nuevas inversiones que deberán decidirse oportunamente», dijo a este diario el presidente de la automotriz, Szabolcs Aporszegi.

    Para aprobar este aumento de producción con el fin de abrir nuevos mercados, la terminal tuvo que competir con otras filiales de la marca (dos de Alemania, una de España y otra de Estados Unidos). «Hubo muchos factores que determinaron que la inversión se haga en la Argentina, pero el menor costo de producción fue la ventaja comparativa determinante que compensó el costo de flete para vender Europa y Asia desde un país tan alejado como la Argentina», explicó el empresario que, además, ocupa el cargo de director de Manufactura. «El problema es que si el peso se revalúa más, tendría un impacto negativo, ya que eso significa mayor inflación en dólares», agregó.

    Por su parte, el director de Relaciones Institucionales de la compañía, Enrique Federico, señaló que «el anuncio que está haciendo la empresa demuestra que la inversión en la Argentina es viable y el crecimiento de la demanda laboral muestra que cada vez es más difícil encontrar mano de obra calificada».

    Dejá tu comentario