Obvio: nuevo derrumbe de los bonos en Nueva York

Economía

Los mercados en el exterior confirmaron los peores presentimientos para los bonos argentinos. Los títulos locales en dólares bajaron 2,14% en promedio en Nueva York y fueron los que más cayeron entre los quince países emergentes que están agrupados en el indicador Embi+ de JP Morgan.

El derrumbe de ayer es un adelanto de lo que puede ocurrir hoy en Buenos Aires con bonos y acciones cuando comiencen las operaciones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y la Bolsa de Comercio.

Tal vez el activo más vulnerable sea el cupón PBI que ajusta por el crecimiento de la economía. Los analistas prevén que 2009 va a ser un año de crecimiento casi nulo. A pesar de que esto va a incidir en las rentas del cupón en 2010, hay una salida apresurada por parte de los inversores.

El Banco Central en las últimas ruedas ha intentado apuntalar al cupón con fuertes compras. A pesar de todo el dinero invertido, sólo consiguió evitar su caída. No logró hacerlo subir.

Los Discount en pesos, otro bono que defiende el Banco Central, estará entre los grandes afectados. Es un bono a muy largo plazo que nació con el canje de la deuda y está complicado por las mediciones del INDEC, ya que ajusta por el costo de vida.

  • Caída libre

    Los bonos posdefault más cortos seguirán en caída libre, porque ellos no tienen la chance de que en algún momento cercano, el INDEC se sincere. Les queda poco tiempo para su vencimiento y los próximos meses serán de índices de inflación dibujados que les comerán los cupones de capital y renta.

    En cambio, los bonos más activos serán los BODEN 2012 en dólares, porque son los preferidos por los inversores para hacer operaciones de «contado con liquidación» para fugar dólares del país.

    Tal vez hoy, después de algunas ruedas de tranquilidad, el Banco Central deba vender dólares para satisfacer la demanda que se está gestando, en especial por parte de los ahorristas.

    Cuando la entidad que preside Martín Redrado estaba controlando el mercado financiero y había calmado el retiro de depósitos de plazo fijo de los bancos, los sucesos del sábado barrieron con esos logros y ahora habrá que empezar de nuevo, pero con un mercado más belicoso y tenso.

    La presencia del ex presidente en la Plaza de Mayo, los grupos de choque pegándole a la gente al mejor estilo de los Comité de Defensa de la Revolución de Cuba, la dureza verbal de los Fernández y el silencio de la Presidente han creado las condiciones como para que los ahorristas busquen refugio en monedas más sólidas.

    Los bonos en dólares ya dan un retorno de 14%, un punto más que hace unos pocos días cuando Hugo Chávez le prestó u$s 500 millones a la Argentina. Los bonos argentinos que tiene en su poder el venezolano valen menos que cuando los compró.

    Pero el gobierno no parece mirar el mercado financiero con la misma atención que las encuestas. Se olvida que cuando los ahorristas se refugian en el dólar, la primera víctima es el consumo. Todavía está cerca el recuerdo del impuestazo de Fernando de la Rúa. A partir de ese momento, los argentinos dejaron de consumir.

    El gobierno enfrenta una situación similar, aunque el «impuestazo» fue a un solo sector. Si se soluciona todo, enfrentará luego el riesgo de que la gente aún no quiera consumir, porque perdió la confianza.
  • Dejá tu comentario