Opciones le dieron un color atípico

Economía

Para comprobar qué sucedería en «el día después » de semejante demostración alcista del mercado accionario, no era una coincidencia deseable que entraran en juego los ejercicios de «opciones». Pero es que probablemente habían ingresado con su incidencia ya también en la fecha previa, agregando un elemento a los naturales. Y ayer, con mercados del exterior que tomaron un vuelo más apreciable y con buenas subas en el Dow y en el Bovespa, lo sucedido en Buenos Aires quedó descalzado en su saldo final, con el resto. Cierto que después de una fecha como la del miércoles suele corresponder el filtrado, la depuración, la aparición de mayores ofertas. Esto genera un mercado más equilibrado y más trabajoso para nuevos aumentos.

Al incorporar el tema de los «ejercicios», se conformaba una rueda más complicada. Que tuvo extremos bien abiertos, por cuanto el mínimo del Merval fue de 2.025, el máximo alcanzó en su nivel de mayor calor nada menos que treinta puntos por arriba del cierre previo, con 2.064. Y al concluir el día, la pendiente lo atrajo nuevamente al punto de partida: 2.032, casi neutral.

  • Más mesurado

    El ritmo de la fecha se fue adelgazando y prometiendo que no iría a vulnerar la muy fuerte cifra anterior. Se hicieron $ 92 millones de efectivo, con Tenaris retrocediendo a 540.000 acciones y aportando positivo en precios por 0,5%. El dúo energético, CEPU y CECO, resultó de lo mejor en avance y más allá de 3,5%, en un panel líder que se fue matizando con aumentos y bajas en bastante paridad. Por lo cual, el índice ponderado recogió una semblanza adecuada al desarrollo. Jornada de decantación de «opciones», buena resistencia general: y un ritmo de negocios atinado. Y la Bolsa, tranquila.
  • Dejá tu comentario