PBI de Chile creció 3,2% en primer semestre

Economía

El Producto Interior Bruto (PIB) de Chile creció un 3,2 por ciento en el primer semestre de este año en comparación con igual período del año pasado, informó hoy el Banco Central.

La demanda interna (gasto) de la economía chilena se expandió un 3,4 por ciento en la primera mitad del año, mientras las exportaciones aumentaron un 4,1 por ciento y las importaciones un 5 por ciento.

La cifra se enmarca dentro de las proyecciones oficiales de crecimiento para este año, que tras una revisión a la baja son de un 3,5 por ciento.

La semana pasada, el Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó al alza, de un 3,1 a un 3,3 por ciento, su propia previsión de crecimiento para la economía chilena este año, lo que fue recibido con entusiasmo por las autoridades del país.

El año pasado, el PIB chileno creció un 2,1 por ciento, dos décimas por encima de las proyecciones oficiales, y en 2001 lo hizo en un 3,1 por ciento.

En el primer semestre, el crecimiento chileno fue liderado por el sector energético (electricidad, gas y agua), que se expandió un 5,9 por ciento, seguido de la Minería (5,7 por ciento) y la Agricultura (4,7 por ciento).

En contraste, el sector pesquero sufrió una caída del 6,6 por ciento, determinada principalmente por los malos resultados del primer trimestre (-15,8), que no alcanzaron a ser compensados por la recuperación observada en el segundo (8,3).

El sector Transportes y Comunicaciones se expandió un 3,6 por ciento, mientras el sector Servicios (comercio, restaurantes, hoteles) lo hizo en un 3,4 por ciento y la Industria en un 3,3 por ciento.

La Construcción, por último, logró un crecimiento del 1,6 por ciento, según el informe.

La cuenta corriente de la balanza de pagos cerró el primer semestre con un superávit de 65 millones de dólares, frente a los 318 millones anotados en igual período de 2002.

En contraste, los flujos netos de la cuenta financiera, excluidas las reservas, fueron negativos en 1.227 millones de dólares, frente a egresos de sólo 93 millones el año pasado, lo que sumado a errores u omisiones por 855 millones llevaron a la balanza de pagos a un déficit global de 307 millones de dólares.

Dejá tu comentario