El PBI creció 4,1% en el tercer trimestre y acumula una mejora del 10,8% en 2021

Economía

En la comparación desestacionalizada, revirtió la caída del segundo trimestre. Prevén una recuperación en torno al 10% para este año.

La actividad económica creció en el tercer trimestre 4,1% en términos desestacionalizados con respecto al segundo trimestre, cuando había presentado una caída del 0,9% producto de las restricciones sanitarias para contener el avance de la segunda ola. Según informó el INDEC, el PBI acumuló así una suba del 10,8% en los primeros tres trimestres del año, ubicándose así en niveles previos a la pandemia. En términos interanuales, exhibió un aumento del 11,9% frente al mismo período del año pasado.

“En cuanto a la demanda, casi todos los componentes mostraron subas frente al segundo trimestre en términos desestacionalizados: las exportaciones aumentaron 7,3%; el consumo público, 3,4%; y el consumo privado, 2,8%. La excepción fue la formación bruta de capital fijo, que cayó 1,2%”, explicó INDEC en su informe.

“Dentro de la demanda, lo que más creció respecto del tercer trimestre del año anterior fue la formación bruta de capital fijo (21,2% interanual), seguida por las exportaciones (18,8% )”, destacó el organismo, que agregó: “Por el lado de los sectores de actividad, se destacaron los incrementos de Otras actividades de servicios comunitarias, sociales y personales (81,0% interanual) y Hoteles y restaurantes (59,8% i.a.)”.

“Oficialmente el país estaría recuperándose en términos de nivel de producción de la crisis que supuso la pandemia en conjunto con la cuarentena impuesta, a pesar de la caída circunstancial del segundo trimestre asociado a las restricciones. Dicha recuperación vendría siendo con variaciones heterogéneas y un efecto histéresis en términos de empleo y ‘know-how’ producto del cierre de empresas”, analizaron desde la consultora ACM.

Análisis

“La recuperación viene siendo muy fuerte. Ya se alcanzaron los niveles prepandemia en el tercer trimestre del 2021, incluso se superaron levemente, y ese dato ratifica lo que decía el EMAE de septiembre. La recuperación fue rápida, después de una caída muy abrupta del PBI en el 2020 del 9,9%. Y este año se va a recuperar en un número muy parecido, rozando el 10%”, señaló a Ámbito Lorenzo Sigaut Gravina, economista de la consultora Equilibra.

“No sé si va a llegar al 10%, básicamente porque en el cuarto trimestre de este año, el panorama cayó. En septiembre llegamos, creo, al pico de actividad de este año. Pero empezaron a caer las reservas fuertemente, y en los primeros días de octubre el Banco Central tuvo que hacer un cepo férreo sobre las importaciones de bienes”, sostuvo Sigaut Gravina, quien agregó: “Y el problema es que, así como las restricciones a la movilidad afectan a muchos sectores no transables, las restricciones a las importaciones y el cierre significativo que fue el límite de pago anticipado de importaciones, si bien ayudó a achicar la merma de reservas en octubre y noviembre, afectan a sectores que están muy vinculados a las importaciones. El caso más concreto es la industria: de hecho, hay datos de industria de octubre y fue una caída significativa (-5,7% desestacionalizada), que es uno de los sectores que más depende, junto con el comercio, de las importaciones de bienes. Por eso veo un cuarto trimestre más estancado, en términos desestacionalizados. Igualmente, hay sectores que no se verán impactados por las restricciones a las importaciones, por lo que se podría tener un comportamiento mixto”.

Mirada

Por su parte, Nicolás Zeolla, economista jefe de FIDE, analizó: “En el último trimestre del año, donde se flexibilizaron aún más los permisos de circulación y las actividades, la economía probablemente tenga un impulso adicional, en esparcimiento y en el consumo, por lo que no descartamos que el crecimiento del 10% para este año, pueda ser algo mejor. Cualquiera sea el escenario, lo que está claro es que en 2020 se va a revertir el impacto de la pandemia. Con algunos sectores, como la industria y la construcción, con niveles de actividad cuya comparación más inmediata pasa es frente al techo de la actividad en 2017”.

Desde ACM, en tanto, destacaron que el 2021 exhibirá “un crecimiento considerable del 8,7%, tanto por el efecto del rebote estadístico (5%), como también por mejores precios internacionales de las commodities y una relativa recuperación de la Inversión ante las bajas tasas de interés en términos reales, así como también por la amplitud de la brecha cambiaria”. “Sin embargo, la velocidad de convergencia hacia los niveles de producción pre pandemia estará determinado por los efectos más perdurables que tenga la actual crisis una vez que la pandemia finalice: un bajo dinamismo del empleo combinado con un Riesgo País considerable y una continuidad en las restricciones a los movimientos de capital podría provocar que dicha recuperación de la inversión sea únicamente circunstancial”, señaló.

Temas

Dejá tu comentario