Peirano convoca empresas, ¿nace un Moreno afable?

Economía

Después de haberse reunido la semana pasada con el equipo que lo acompañará (menos con el secretario de Comercio, Guillermo Moreno), el ministro de Economía, Miguel Peirano, concentrará su segunda semana en el Palacio de Hacienda en recibir a representantes de cámaras empresariales con los que quiere tratar el tema que más horas concentrará de su trabajo: la inflación.

El ministro recibirá en los próximos 15 días a los delegados de sectores como las automotrices, siderurgia, químicos, productos de consumo masivo, alimentos y bebidas, textiles, calzado y otros rubros; que tendrían presiones sobre sus precios en los últimos meses. La novedad es que en la mayoría de los casos, las reuniones no sólo serían con los representantes empresariales, sino que podrían sumarse eventualmente los responsables gremiales del rubro. Esto ocurrirá cuando se trate de sindicatos cercanos al titular de la CGT, Hugo Moyano, ya que la idea es que el encuentro no sea un intercambio de quejas cruzadas en Economía. Incluso se esperala presencia del propio líder camionero en algún encuentro, algo inédito para Moyano, que visita poco el Palacio de Hacienda.

El primero en confirmar su presencia fue el responsable del gremio de los panaderos y pasteleros, Abel Frutos, que ayer anunciaba la invitación para los próximos días y aseguraba que varios de sus colegas imitarían la posición. Otros referentes de sectores de alimentos y posiblemente las automotrices serían los próximos invitados a encontrarse con Peirano.

  • Argumento

    El argumento para que el ministro concrete estos encuentros en Economía es simple. El funcionario quiere, por pedido presidencial, que se reactiven los acuerdos sectoriales de bandas de precios o precios de referencia, que durante el año pasado y parte de éste había negociado Guillermo Moreno, pero que en los últimos meses fueron bastardeados por la realidad.

    La intención de Peirano es que haya una renovación de los acuerdos, al menos hasta fin de año. En Economía hablande dos razones por las cuales los empresarios aceptarían firmar. Por un lado, podría haber algún tipo de «actualización» puntual, en algunos precios, aceptando que las bandas de Moreno ya no tienen vigencia; y sin que por esto se los vapulee públicamente. El segundo motivo sería de marketing.

    Sumándose a los nuevos acuerdos, los empresarios evitarían que Moreno sea el negociador, y se cumpliría así la promesa de Peirano en su asunción, cuando dijo que hacia adelante sería con quien podrían tener un interlocutor válido en el Palacio de Hacienda.

  • Citaciones

    Para cerrar el círculo, se sabe que desde hace varios días, la Unión Industrial Argentina (UIA) está citando a los principales referentes de las cámaras que integran la central para concurrir a la reunión organizada con Peirano. La entidad que dirige Juan Carlos Lascurrain, principal impulsor y defensor de Peirano en Hacienda, quiere hacer sentir este rol en un área de interés del propio Néstor Kirchner. Si bien la mayoría de los industriales no cree en los acuerdos de precios, se considera en la UIA que la aceptación temporal hasta fin de año de las bandas de precios sería algo positivo hacia adelante, ya con un eventual gobierno de Cristina Fernández, para que puedan discutir «como aliados» cuestiones más de fondo que afectan al sector privado. «Primero debemos hacer un aporte, para luego poder sentarnos a discutir cuestiones de fondo», reflexionaba ayer ante este diario un alto representante de la UIA.
  • Dejá tu comentario