Peirano más fuerte que Moreno: echa a la mujer del INDEC

Economía

Miguel Peirano se reunió ayer con el titular del INDEC, Alejandro Barrios. Trascendió que decidió acelerar la reforma en el organismo y en setiembre concretar el postergado llamado a concurso de cargos. Beatriz Paglieri, designada por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, se irá ese mes, según el deseo del nuevo ministro. Se trata de la funcionaria que manipuló todos los datos del Indice de Precios al Consumidor. Quizá para no ganarse enemigos a 24 horas de haber asumido, Peirano señaló ayer que «los índices son confiables». Mal debut: a partir de esa frase, sus declaraciones tampoco serán confiables. Más allá de sus intenciones, el personal del INDEC sigue de paro y no se advierte que eso pueda cambiar en el corto plazo.

La intervención de Guillermo Moreno en el INDEC podría haber terminado y Beatriz Paglieri se iría de la dirección del IPC antes de setiembre. El plan de regularización debería completarse en no más de dos meses y una veintena de cargos dentro del organismo deberían ser cubiertos por concurso. Miguel Peirano, en la reunión más larga e importante que mantuvo ayer en su primer día completo como ministro de Economía, dio estas instrucciones a Alejandro Barrios, el ratificado responsable del INDEC.

Ambos funcionarios estuvieron reunidos por más de una hora y media en el quinto piso del Ministerio de Economía, donde Barrios expuso con detalle el plan de normalización que había anunciado hace dos meses junto a Felisa Miceli, pero que en la práctica no se había puesto en marcha por la resistencia de Moreno. Fue ante la insistencia de Barrios sobre los problemas políticas de avanzar en este proyecto, que Peirano le había aclarado -según las fuentes- al visitante que «el responsable del INDEC es usted y al que tiene que reportar es a mí, no a otra persona». El mensaje había sido el mismo que un día antes, durante la asunción del ex secretario de Industria, Barrios había obtenido por parte de Cristina Fernández de Kirchner en un breve encuentro en el Salón Blanco, en el momento de los saludos finales luego del acto. Allí el director del INDEC fue bendecido para que continuara en el cargo, y se lo citó para que ayer mantuviese el encuentro con Peirano.

El ahora ministro de Economía sabe que gran parte de su credibilidad futura se jugará en lo que suceda en el organismo que maneja las principales estadísticas del sector público; y que la única manera de crear credibilidad es hacer desaparecer todo vestigio morenista en el INDEC.

Obviamente, el primer paso es hacer que Beatriz Paglieri deje su cargo lo más pronto posible. Fuentes de Economía aseguraron ayer a este diario que la salida de la responsable de medir la inflación se concretará en las próximas semanas, o a más tardar en setiembre, cuando el diseño del llamado a concurso para cubrir su cargo termine.

El proyecto oficial que acordaron ayer Peirano y Barrios es que un total de 22 puestos técnicos clave del organismo sean cubiertos por un proceso de concursos que comenzará en setiembre y terminará en marzo. El llamado se haría bajo las normas del Sistema Nacional de la Profesión Administrativa ( SINAPA) esto es, la forma legal que tendría el Estado para cubrir cargos técnicos y profesionales y que en general nunca fue respetado por el gobierno de Néstor Kirchner; siguiendo en realidad la línea de los últimos presidentes democráticos. Según este criterio, los cargos a concursar serían cubiertos por el propio personal profesionaldel INDEC, ya que en teoría estarían en mejores condiciones para hacer la tarea. Con esto se buscaría tranquilizar también a los díscolos sindicalistas del organismo, vinculados a ATE y que vienen manifestando públicamente desde la llegada del dúo Moreno-Paglieri al INDEC.

Peirano y Barrios hablaron ayer largamente de la forma en que el organismo puede retomar la credibilidad. Se coincidió en que es básico respetar la publicación de los índices según el cronograma clásico del INDEC, algo que no siempre se hizo en los últimos meses, especialmente en el momento de anunciar la inflación mensual. «Siempre, el día señalado a las 16 horas tiene que conocerse el indicador en cuestión», ordenó ayer Peirano.

Hubo finalmente algunas referencias a la inflación. Barrios aseguró que la metodología utilizada para medir es la correcta y que el problema son los manejos posteriores de Paglieri y la llegada de datos de los productos encuestados a las oficinas de Moreno. Se defendió afirmando que en los últimos días hubo un aval explícito del propio FMI al mecanismo de medición, ya que desde Washington se había pedido información sobre los cálculos inflacionarios ante las críticas públicas que recibía el INDEC; y que el propio organismo avaló los datos.

Los próximos interlocutores de Peirano serán varios empresarios de primer nivel que en algún momento fueron llamados por el secretario de Comercio para obligarlos a bajar los precios o aceptar firmar los fallidos acuerdos para que no suba la inflación. A todos les dirá que hacia delante es con el ministro con el que tienen que hablar.

Dejá tu comentario