Acciones de petroleras cayeron ya 40% promedio en lo que va del año

Economía

Compañías estadounidenses y europeas perdieron hasta casi un 6% ayer tras la histórica caída del precio del WTI y con el Brent en mínimos en 19 años. Los ADR de YPF cedieron un 69% en 2020.

El precio internacional del petróleo continúa en declive. Ayer, la cotización del barril del Brent (de referencia en la Argentina) cedió 24,4% y cotizó a u$s19,33, su valor más bajo desde diciembre de 2001. El West Texas Intermediate (WTI) estadounidense, para entrega en mayo (último día de cotización), se pagó a u$s10,01 el barril luego de su histórico derrumbe del lunes, cuando cerró en -u$s37,63. “Nunca pensé que sería posible que el crudo estadounidense llegara a valer menos que una pizza o, incluso, un trozo de pizza”, fue la frase que utilizó ayer Jameel Ahmad, jefe de estrategia de divisas e investigación de mercado en FXTM, para graficar el desplome en la cotización que arrastró a los mercados globales.

En ese contexto, las principales petroleras del mundo perdieron en promedio un 40% de su valor de mercado en lo que va del año. Las acciones de Exxon Móbil, por caso, cayeron cerca de un 41% en 2020. La firma de origen estadounidense había adelantado que daría marcha atrás a sus planes de inversión en esquisto, gas natural licuado y producción petrolera en aguas profundas, a la vez que recortará un 30% su gasto previsto en capital para este año. Los papeles de Chevron perdieron en 2020 un 32%: ayer cedieron 2,3%, tras desplomarse un 4,20% el lunes.

Una de las empresas que componen el S&P 500 de Wall Street que más perdió también está ligada al sector. Se trata del gigante estadounidense de los servicios petroleros Halliburton -que cuenta con operaciones en Vaca Muerta-, que vio reducido en un 69% su valor de mercado desde que comenzó el año. La cotización de sus acciones en Wall Street cayó ayer 0,8%. Previo al desplome histórico del lunes, la compañía había hecho pronósticos sombríos para el sector hasta fin de año y anunció el recorte de sus gastos. Según estimó la firma con sede en Texas, durante el primer trimestre registró pérdidas superiores a los u$s1.000 millones. “Nuestra industria hace frente al doble impacto de una baja masiva de la demanda de petróleo a nivel mundial y una sobreoferta. Esperamos que la actividad baje mucho en el segundo trimestre y que permanezca débil el resto del año”, expresó el presidente de la empresa, Jeff Miller.

Las principales petroleras con sede en Europa también padecieron las consecuencias de la pandemia. La española Repsol, por caso, perdió un 48% de su valor bursátil en lo que va del año (ayer, sus acciones se desplomaron casi un 6%). Desde la compañía señalaron que se diseñó un plan de contingencia para los próximos meses que incluye un recorte en sus inversiones de unos 1.000 millones de euros. En el caso de Royal Dutch Shell, sus acciones cedieron un 45% en 2020 y ayer profundizó su pérdida con una baja del 2%. Similar son los números de British Petroleum (BP), que evidenciaron una merma del 43% en el año (-3,13% ayer).

Por su parte, la principal petrolera del mundo, la estatal saudí Aramco, cerró ayer con una caída del 2% en la Bolsa de Riad, para acercarse a sus valores mínimos históricos. En lo que va del año, la compañía perdió un 16,24%.

Las acciones de YPF que cotizan en Wall Street no le escapan a la regla general. Los papeles de la petrolera argentina se desplomaron ayer más del 8%, para profundizar una pérdida del 69% en lo que va del año. El ADR cerró a u$s3,45; lejos de los u$s11,26 con los que comenzó el año pero aún por encima de su mínimo histórico alcanzado en abril (u$s2,78).

Los bajos precios de las acciones podrían considerarse una buena oportunidad para los inversores. “Es un riesgo en este momento apostar por las petroleras. Lo más importante es cuánto tiempo se tendría que esperar para que recuperen. Si el inversor tiene tiempo, entrar en estos precios puede ser una oportunidad. Cuando se ven precios de petróleo por debajo de los u$s20 no parece probable que en un mundo ‘normal’ se mantenga estos valores. El tema es cuándo se va a ver un mundo ‘normal’”, analizó ante este diario José Ignacio Bano, de invertirOnline.

Dejá tu comentario