La pobreza subió 7 puntos durante la pandemia y ya se ubica en el 45%, según la UCA

Economía

La cifra la confirmó el director del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina, Agustín Salvia. "Esta crisis significa una profundización de la pobreza", afirmó.

La pandemia ya le pasa factura a la sociedad argentina. En los últimos meses, la pobreza creció 7 puntos porcentuales desde el 38% de finales de Cambiemos y ascendió a 45%, según un relevamiento realizado por la Universidad Católica Argentina. La crisis generada por el Covid-19 y la endeble estructura económica del país golpeó fuerte el empleo y la calidad de vida.

El director del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina, Agustín Salvia, remarcó este domingo que las últimas proyecciones que realizaron estiman que hay un "45% de personas por debajo de la línea de pobreza" y aseguró que se duplicó la cantidad de personas que no llega a cubrir la canasta básica de alimentos.

"En diciembre del año pasado terminamos con más de 38% de pobreza", señaló Salvia respecto a la elevada cifra con la que finalizó Mauricio Macri su mandato, sin pandemia ni caída mundial del PBI de por medio. "En enero y febrero esa situación no cambió", agregó, pero enfatizó que para el tercer mes del año la situación ya no fue la misma: "Los niveles de pobreza han superado el 40% holgadamente a fines de marzo. Las últimas proyecciones que hicimos nos están dando 45% de población en situación de pobreza en fines de abril".

Asimismo, subrayó que si bien "los precios no han estallado" y "la canasta básica se ha mantenido con un crecimiento menor", la caída de los ingresos laborales de los hogares de clase media baja "ha sido muy brusca".

"Se ha duplicado el déficit de personas que no cubren la canasta básica alimentaria en el Área Metropolitana de Buenos Aires". Agustín Salvia.

"El tema es complicado. Desde el punto de vista económico estamos en una crisis profunda. Ha golpeado a sectores informales, los cuales han logrado tener un piso de protección social pero están perdiendo sus fuentes de trabajo. Ha habido una reducción de demanda", explicó.

En ese sentido, comentó antes que "mucha gente se dedicaba a comercializar bienes en la vía pública": "Un componente importante de los ingresos de los hogares pobres son este tipo de trabajos".

"Esta crisis significa una profundización de la pobreza", afirmó Salvia a declaraciones radiales.

"El segundo factor es que también se está golpeando a la pequeña y mediana empresa, al pequeño emprendedor, al autónomo, que no era pobre y aspiraba a progresar. Estas empresas están fuertemente golpeados. De ellos va a surgir una nueva capa de pobres", indicó.

"Vamos a tener una nueva capa de sectores laborales que caigan en la pobreza y que se sumerjan en la pobreza estructural, que es una pobreza crónica", aseguró.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario