19 de junio 2006 - 00:00

Preocupación por ingreso de Chávez

Hugo Chávez
Hugo Chávez
La incorporación de Venezuela al Mercosur como socio pleno ingresará en el temario que Néstor Kirchner tendrá con José Luis Rodríguez Zapatero. El anfitrión recibió en los últimos días un pedido del comisario europeo, Peter Mandelson, para que se conversen los términos de la incorporación del Estado que gobierna Hugo Chávez al bloque sudamericano.

El interés especial está en conocer los términos de este proceso, ya que la Carta Orgánica de ese bloque prohíbe expresamente cerrar acuerdos comerciales con Estados que no respeten las normas republicanas. Si bien se reconoce desde Europa que el gobierno de Chávez responde a los términos democráticos, varios Estados miembros de la UE muestran habitualmente preocupación por la forma en que el venezolano lleva adelante su gestión. El tema es importante, a partir de las negociaciones que el bloque europeo quiere retomar con el Mercosur en el corto plazo para firmar en algún momento un acuerdo de libre comercio, que en la realidad está aún lejano por la negativa de la UE de discutir la reducción de los subsidios agrícolas.

Fuentes del gobierno de Néstor Kirchner aseguraban que se buscará evitar todo lo posible la discusión del tema en los encuentros con Zapatero, pero igualmente se preparó una respuesta. El ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana, entre otros argumentos estrictamente comerciales, dijo que para integrar el bloque sudamericano, los Estados deben cumplir con una condición clave: la Cláusula Democrática. Esta imposición figura en el Tratado de Asunción desde 1998 (se incorporó en julio de ese año en la cumbre de Ushuaia), y determina la importancia de la vigencia plena de las instituciones democráticas como condición necesaria para pertenecer al bloque.

Extraoficialmente, los dos socios mayores del Mercosur, la Argentina y Brasil, interpretan que la llegada de Venezuela al bloque sudamericano debe ser tomada por el resto del mundo, incluyendo la UE, como una garantía de contención a Hugo Chávez. Hacia adelante, Venezuela participará junto con los otros cuatro socios del Mercosur de las negociaciones multilaterales, incluyendo un eventual acuerdo con la UE para incrementar el comercio, lo que supone también la necesidad de un mayor equilibrio en las declaraciones de Chávez cada vez que participe de estos foros de negociaciones. Estos serán, aproximadamente, los argumentos que Kirchner y Taiana llevarán a Madrid. Pero más allá de las explicaciones eventuales, el argentino invitará al propio Zapatero o a otro integrante de la UE a que participe de la próxima cumbre de jefes de Estado de Córdoba, donde Venezuela se sumará al Mercosur como el quinto socio. La idea es que un delegado del bloque europeo analice la llegada del país que dirige Hugo Chávez al principal acuerdo comercial sudamericano para que efectúe todas las consultas que se consideren necesarias para convencerse de la utilidad de contar con Venezuela dentro del Mercosur.

Dejá tu comentario

Te puede interesar