Previsible: inflación desata conflicto por precio de alquileres

Economía

Las subas de precios, que podrían llevar a una inflación mayor a 1% en marzo, ya preocupan a los inquilinos de casas y departamentos, que temen mayores incrementos en los valores de los alquileres.

Según comentó ayer a este diario Sandra González, de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua), sólo «en los primeros tres meses del año hubo alquileres en Capital Federal que subieron hasta 40% y las expensas están absolutamente sobrevaluadas».

Sucede que no sólo hay mucha demanda en los alquileres de viviendas -debido a la falta de acceso al crédito para comprar- sino que, además, los propietarios se quieren cubrir ante eventuales aumentos inflacionarios. Por lo tanto, el valor de los nuevos alquileres está calculado sobre el precio de valuación del inmueble más el posible aumento del costo de vida que se produzca en el período del contrato.

José Rozados, consultor de Reporte Inmobiliario, dijo a
Ambito Financiero que el precio de los alquileres será uno de los temas más preocupantes del año entre los operadores inmobiliarios. «Va a ser el tema preponderante en 2005, junto con las dificultades de tomar crédito», aseguró.

«Los alquileres suben todos los meses, y como hay poca oferta por sobredemanda, además de un boom de alquileres temporarios a extranjeros que pagan en dólares, la presión que generan las noticias de que se espera una mayor inflación hace aumentar los precios».

Según los datos del INDEC, en febrero el rubro vivienda y servicios básicos que incluye alquiler y refacciones, subió 2%. Y en enero lo había hecho 2,2%.
En el último año, éste fue uno de los ítems que más subió de los que están incluidos en el índice de precios al consumidor (IPC).

«Hace tiempo que los alquileres vienen incrementándose mucho.
Un contrato por un departamento chico en Capital Federal, que se firmó por 400 pesos el año pasado, hoy se está cobrando 600 pesos», comentó a este diario Noemí Caracciolo, presidenta de la Asociación de Inquilinos de la República Argentina (AIRA).

A pesar de que la ley de contratos de alquileres prohíbe incluir cláusulas de indexación, la mayoría de los contratos que se hicieron desde 2002 fijan una renegociación por períodos, generalmente cada seis meses, para volver a calcular el valor del alquiler.

• Impacto

«Lo que suele suceder es que el locador y locatario acuerdan el nuevo valor, pero si esto no sucede, la ley es muy clara», dijo ayer Juan Badino, presidente del Servicio de Ofertas Múltiples (SOM). De cualquier forma, Badino indicó que «los aumentos por inflación (o por precaución) se dan en los alquileres de mayor envergadura y no en los de menores valores». Y agregó que la inflación podrá impactar en las locaciones de viviendas pero que no lo hará en los comerciales que por lo general acuerdan precios razonables o se pactan en dólares.

Caracciolo dijo que recibe gran cantidad de consultas en AIRA por intentos de aumento de alquileres y que su consejo es que si el inquilino no puede afrontar la suba, siga pagando el importe original y «el tema se resolverá en la Justicia». «La ley dice que no se puede indexar, y hay que cumplirlo», sentencia.

Sandra González cree que entre los aumentos que en las últimas semanas se está encargando de contener la Secretaría de Defensa del Consumidor «debería incluirse el de los alquileres, que afecta a más gente de la que se cree».

Dejá tu comentario