Efecto pandemia: para privados, la industria cayó un 20% en mayo

Economía

La consultora sostuvo que en términos desestacionalizados, el índice cedió 3,7% con respecto a abril, por lo que acumula 29 meses en baja.

La actividad industrial volvió a sufrir un fuerte retroceso en mayo, golpeada por los efectos de la pandemia. Así se desprende del Índice de Producción (IPI) elaborado por FIEL, que registró una caída del 19,9% interanual. En relación al mes de abril, la actividad recuperó 18.9% lo que “corregido por factores estacionales significó un retroceso del 3.7%”. Así, la producción industrial acumuló en los primeros cinco meses una merma de 10.6% en la comparación con el mismo periodo del año anterior.

“Aún con el reinicio de actividades en algunas plantas industriales, la adecuación a los protocolos sanitarios y a nuevos planes de producción en el contexto de pandemia, se han observado importantes caídas interanuales en los diversos sectores. La contracción de la producción automotriz, de minerales no metálicos, siderúrgica y de la refinación de combustibles, lideraron la caída. En cambio, en el sector de alimentos y de insumos químicos y plásticos volvieron a registrarse actividades con mejora interanual”, analizó el informe, que dio a conocer los primeros datos del sector en relación al mes pasado. En los primeros cinco meses, solamente la rama de insumos químicos y plásticos evidenció un crecimiento interanual (1,9%).

“En términos desestacionalizados, el índice de mayo registró una caída de 3,7% respecto al mes anterior. La actual recesión industrial acumula 29 meses y resulta la segunda más prolongada detrás de la registrada entre 1987 y 1990, con 32 meses. El retroceso anual en la presente fase alcanza al 10.5%, inferior al 14% promedio para las recesiones industriales previas desde 1980, aunque desde octubre pasado la velocidad de la contracción se ha acelerado alcanzando un equivalente anual de 25.2%. Los indicadores que permitían anticipar un freno en la caída se han deteriorado”, agregó FIEL.

El informe concluye que durante los primeros cinco meses del año, la producción automotriz (-49,5%) y la de minerales no metálicos (-36,3%) “explican el 50% de la contracción de la actividad industrial”. “Contribuirá a contener la caída de la producción industrial asegurar el acceso a insumos por parte de las terminales del sector automotriz, propiciar la recuperación de la construcción privada y mejorar el ambiente para las inversiones privadas. Durante junio se sumaron a la reapertura nuevas actividades industriales. Un eventual retroceso en la fase del aislamiento social y obligatorio en la región del AMBA que afecte actividades industriales exceptuadas demorará más allá de julio un rebote de la actividad”, afirmó.

El próximo 7 de julio el INDEC dará a conocer el Índice de Producción Industrial manufacturero de mayo. En su dato de abril, la caída fue del 18,3%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario