Pymes metalúrgicas: 70% con problemas en cadena de pagos

Economía

Datos de ADIMRA indican una mejora con respecto a abril, pero dudan por julio. La actividad industrial en general se habría amesetado, según estimaciones de economistas y de la UIA.

De acuerdo con datos privados, de cada diez pymes del sector metalúrgico que están operando en el contexto de la cuarentena, siete dijeron tener problemas con el cobro de sus facturas de junio. El dato, a pesar de ser muy negativo, marca una mejora respecto a abril, cuando el 85% de las empresas decía tener dificultades. Pero economistas dudan que ese avance se haya podido sostener en julio, un mes donde la actividad se habría amesetado.

Los datos corresponden a un informe de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA) en conjunto con el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU) en el cual se busca medir el impacto que tuvo el coronavirus. Para su director, Tomás Canosa, los datos que se están viendo ahora “son menos dramáticos” que los que había al inicio de la cuarentena, pero siguen siendo malos si se hace una comparación interanual. “Se están viendo números menos tremendos pero con caídas significativas”, describió.

Según ADMIRA, durante los primeros seis meses del año, los rubros que presentaron mayores bajas fueron Fundición (-29,7%) Equipos y aparatos eléctricos (-28,3%) y Autopartes (-28,0%). El economista explicó que las mejoras que se pudieron ver en el último mes se debe a que “hubo más habilitaciones para trabajar por el lado de la oferta que está volviendo a operar pero no al 100%”. La continuidad de la recuperación dependerá de que se habilite la demanda, esto es, que la gente pueda entrar en una etapa de “nueva normalidad”.

Según reporta la cámara empresarial, el 42% de las firmas socias dijo haber operado durante la primera mitad del 2020 a pérdida. Canosa destacó en ese sentido que “para muchas fueron muy importantes los diferentes mecanismos de ayuda que impulsó el gobierno”. Según ADMIRA, el 37% de los empresarios prevé un aumento en su producción en el corto plazo, pero 41% espera una caída.

Por su lado, Pablo Dragún, director del CEU, remarcó que hubo una mejora que se registró en la actividad de las industrias respecto del piso de abril pero advirtió que julio presenta dudas. Esta semana el CEU va a volver a preguntarle a los socios de la Unión Industrial Argentina (UIA) sobre el estado de sus cadenas de pago de julio. El economista desconfía de que se haya mantenido la mejora que hubo hasta ahora. “El nivel de actividad de julio fue muy parecido al de junio”, advirtió.

Rafael Galante, gerente de la Sociedad de Garantías Recíprocas Crecer, coincidió en que las pymes presentan problemas de cobro. Explicó a Ámbito que este año se vio un estiramiento de la cadena de pagos. En la entidad estaban generando avales para pymes por plazos promedio de hasta 100 días, y ahora están en 140. También coincidió en que “con la ayuda que les dio el gobierno con créditos y el subsidio del pago de salarios, con la postergación del pago de algunos impuestos algunas pymes lograron recomponer su flujo de caja”. En junio, 72% de las pymes metalúrgicas recibió el subsidio del ATP indica el reporte de ADMIRA.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario