16 de junio 2020 - 00:00

Salario medido en dólares, en nivel más bajo en 14 años

1.jpg

Cuando la Argentina aún no se había recuperado de la megadevaluación desatada en 2018 y de su rebrote en 2019, apareció el coronavirus para profundizar el drama. Tan es así que un análisis de la consultora Fernando Marull y Asociados (FMyA) muestra que los sueldos de los trabajadores públicos y privados medidos en dólares están en su nivel más bajo en 14 años.

El documento de FMyA toma el índice RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables) de abril que muestra que el salario formal promedio de la Argentina perdió contra la inflación y cayó en términos reales 1,3% interanual. Y estima para el próximo mes: “En mayo los salarios privados siguieron cayendo mientras que los salarios públicos se mantuvieron estables. Así, el salario bruto formal de mayo en dólares sería u$s813 medido al dólar oficial; pero convertido al dólar Contado con Liquidación, que es otra manera de ver la competitividad cambiaria de un país, se ubicaría en torno de u$s470, el mínimo desde 2006”.

A modo de llevar la línea comparativa más allá en el tiempo, el informe destaca que el actual salario promedio está “muy lejos del récord de los casi u$s 1.500 de 2017 y casi la mitad del promedio de u$s870 de la década del ‘90 y aún es superior del mínimo de u$s200 tras la crisis de 2001”.

“A nivel internacional, el salario en dólares se acerca al salario promedio privado formal brasileño (a grandes rasgos, históricamente más bajo que el argentino) de u$s462”, añade el informe de FMyA.

El salario promedio bruto en abril fue de $56.955,63. No obstante, como consigna FMyA, se espera una baja en mayo debido la pérdida de poder adquisitivo de los asalariados privados. Seguramente, esta medición arrojaría números mucho más preocupantes si se pudiese medir a los informales, que se resienten mucho más ante las crisis.

Ámbito consultó al coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA-Autónoma, Luis Campos, para saber si sus cálculos daban un patrón similar. Y la respuesta fue positiva: “Asumiendo un CCL de $110 y asumiendo un crecimiento del salario promedio para el primer semestre del 17% el salario promedio en dólares vuelve a los valores de fines de 2006”. Respecto de la cuenta, Campos explicó: “El RIPTE a abril da casi un 15%, por lo que asumir un 17% para el primer semestre es razonable”.

Poder de compra

Otra forma de medir la capacidad de compra de los sueldos es el acceso a la vivienda, dado que los inmuebles en nuestro país se cotizan en moneda estadounidense. Y el último Informe del Mercado Inmobiliario e Índice del Salario Real de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), que analiza los números de abril, muestra que la posibilidad de comprar un inmueble para un asalariado es la más baja desde, por lo menos, 2010, año que se toma como base para la tabla comparativa.

El estudio de la UADE señala: “Los precios relevados en abril presentaron una nueva disminución en el poder de compra del salario. El Índice de Salario Real en función del valor del m² se redujo un 37,9% interanual para el caso de viviendas nuevas, ubicándose en el nivel más bajo de la serie”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar