Se sigue probando los talles grandes

Economía

Más allá de saber que el mercado local fue cabeza de serie en la semana y que alcanzó a nuevas marcas máximas nominales históricas, con sus 2.049 puntos del cierre, interesa lo que produce en el intradiario y donde de modo consecutivo se ha ido probando los talles superiores, como no llevándolos en el día: pero, dejando dicho que iría a comprarlos en días venideros. Y en el desarrollo del viernes, el Merval tocó los 2.070 puntos, una veintena de tantos por encima del valor de cierre. Casi como para ambicionar lo que no estaba en la cabeza de nadie al arrancar diciembre: no solamente atravesar los 2.000 puntos -la meta tan ansiada-, sino también poder arribar a la centena siguiente, de las 2.100 unidades... En términos de «gráficos fuertes», todavía le falta para equiparar la zona de los 800 puntos de la década pasada, en el «uno a uno», a sabiendas de que la suma del viernes le otorga unos «683» puntos en dólares.

  • Consolidando

  • La semana sirvió para ratificar un buen momento, donde la zona de tranquilidad volvió a quebrarse por el signo positivo del viernes. Agregó 0,80% de rendimiento y con esto consiguió más de 4% semanal, muy alejado del Dow y del Bovespa, que ni llegaron a 1,5 por ciento.

    Volumen nuevamente importante, con sus $ 98 millones de efectivo, vio un buen triángulo fundamental para el Merval con lo dejado por Tenaris-Galicia-Macro, dos de ellas en 1,5% de aumento y la tercera con 2,5%. Tenaris aportó 442.000 papeles para el total operado, Galicia más de 5,1 millones en acciones y el Macro 552.000. Semana de consolidación aparente, en lo que hace a ver al índice ya bien habituado al «talle» de los 2.000 puntos holgados. Y como amagando ir por más, como regalo sorpresivo. Y la Bolsa pone los zapatos...

    Dejá tu comentario