El Banco Mundial financiaría el plan de eliminación de subsidios

Economía

El Fondo Monetario Internacional (FMI) le recomendó a Argentina que tome en cuenta seriamente la oferta de aceptar la colaboración del Banco Mundial para avanzar en la segmentación de tarifas de servicios públicos. La alternativa de recurrir a este organismo financiero está escrita y comprometida en la letra fina del acuerdo de Facilidades Extendidas firmado el 25 de marzo pasado; pero la liberación de fondos depende exclusivamente de que el Gobierno argentino presente un plan serio de reestructuración del esquema de diseño tarifario. En especial en encontrar la fórmula para determinar cuáles son los usuarios de mayores ingresos a los cuales se les podría eliminar el 100% de los subsidios, sin necesidad de preocuparse por presentaciones judiciales

El Gobierno argentino y el Fondo acordaron la participación del BM para que financie un estudio urgente que determine la mejor manera de avanzar en una más eficiente segmentación de las tarifas.

El banco había aclarado en la reunión conjunta con el FMI de abril pasado en Washington, que está dispuesto a otorgar los fondos para que desde el gobierno de Alberto Fernández se avance en el estudio, análisis y posterior aplicación de un nuevo esquema que determine la manera de aplicar una eliminación, reducción o mantenimiento de los subsidios a las tarifas eléctricas y del gas en todo el país. Como la idea es que este proyecto avance de manera urgente, la intención de las partes es que el esquema financiado por el BM, se aplique en el próximo ejercicio. Las dos partes buscan consensuar una reducción del monto anual aplicado a los subsidios de las tarifas de los servicios públicos, con un esquema que respete la idea del oficialismo local de no avanzar en un tarifazo (ni este año ni el próximo), pero reconociendo el problema del monto de los subsidios para poder cumplir con las pautas fiscales.

La intención de las partes es tener un plafón serio e institucional (al menos a los ojos del FMI), sobre cómo avanzar en el conflictivo capítulo de las tarifas y los subsidios; pero respetando la intención del Gobierno nacional de incrementar las tarifas en un 20% máximo este año; con un leve muy leve retiro de los subsidios a un puñado ínfimo de los usuarios. Especialmente de la Capital Federal y en el conurbano bonaerense. La idea, comprometida en el acuerdo, es que además se avance en al menos 9 zonas geográficas del interior del país.

El Banco Mundial tiene abiertas las puertas de financiamiento para el país desde que se firmó el acuerdo con el FMI y el board rubricó el programa el 25 de marzo. Así están hoy abiertas y vivas todas las líneas de créditos posibles para proyectos de infraestructura y mejoras de la administración pública, tanto para la Nación como para las Provincias.

Sin embargo, la entidad le dejó también claro a la Argentina que estas posibilidades, hoy únicas para un país con acceso vedado a cualquier divisa en los mercados financieros internacionales, sólo estarán disponibles mientras el país se mantenga en línea con el Facilidades Extendidas firmado el 25 de marzo pasado. Si la Argentina entra nuevamente al Veraz mundial y dinamita el acuerdo cerrado con el organismo que maneja Kristalina Georgieva, automáticamente los préstamos del BM también se congelarán. Si la proyección es que el acuerdo entre en peligro de cumplimiento, Argentina debería acelera los planes de préstamos, ya que probablemente la generosidad de la entidad entre en un cono de sombras si el país entra en zona de waivers.

Dejá tu comentario