Poder de compra de empleados se redujo entre 3 y 7 sueldos en 3 años

Economía

Los más perjudicados son los no registrados. Los estatales resignaron 4,5 salarios. Por un haber en negro de $30.000 se dejaron de ganar $204.000 en los últimos 36 meses.

La pérdida del poder de compra de los salarios no es una novedad: un empleado que pertenece al sector informal, en el último trienio dejó de cobrar el equivalente a 7 sueldos, mientras que si pertenece al sector formal de la economía, tuvo que resignar 3 haberes mensuales. La estimación fue hecha por el titular del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), Nadín Argañaraz. El estudio precisa que los empleados públicos perdieron 4,5 salarios. “La devaluación en Argentina genera impacto en los precios y eso obviamente impacta en el salario real”, afirmó Argañaraz.

El informe recuerda que “la compleja situación macroeconómica de los últimos tres años ha provocado una significativa caída en los salarios reales”. De acuerdo con la investigación, la actividad económica inició una caída en 2018, que siguió en 2019 y 2020, año de inicio de la pandemia. Durante todo ese período se desplomó un 12,3%.

El titular del IARAF aclaró que “el trabajo no tiene la intención de hacer un análisis más profundo” y que por ello plantea que “el contexto macroeconómico del país genera la pérdida de salarios, básicamente por inflación”.

En marzo de 2021 el IPC nacional tuvo un crecimiento interanual del 43%, mientras que los salarios del sector privado registrado y del sector público crecieron 32% interanual. Por su parte, los salarios del sector privado no registrado mejoraron 37% interanual. Si se toma el promedio del trienio, la inflación anual fue del 48%, con un pico en mayo de 2019 del 57%.

“Si se toman como referencia los salarios de marzo de 2018, se aprecia que tres años después su valor real se redujo un 15,6% para el sector privado registrado, 20,7% para el sector público y 25,9% para el sector privado no registrado”, dice el IARAF. Al respecto, se señala que la mayor parte de la pérdida se concentró entre 2018 y 2019. El segundo período de mayor contracción fue entre marzo del 2019 y el mismo mes de 2020, para los empleados no registrados; y entre marzo 2020 y el mismo período de este año para los registrados del sector privado y los trabajadores estatales. Tomando como referencia el tercer mes, en el primer año los salarios privados perdieron 10,7%, después ganaron 2,5% y cayeron de nuevo 7,8% en el tercer año. Los no registrados tuvieron caídas de 14,3%; 10,2% y 3,7% mientras que los estatales perdieron 10,1%, 4,5% y 7,6% respectivamente.

El ejemplo del IARAF grafica en cantidad de salarios la pérdida de poder de compra durante todo el período. Un trabajador informal que en marzo último tenía un ingreso mensual de $30.000 “debería recibir una compensación por única vez de $204.000 para recuperar el consumo perdido en los últimos tres años”. Para que esa persona pudiera comprar lo mismo que en marzo de 2018 su sueldo actual debería ser de $40.486 mensuales.

Argañaraz afirmó que la mejora del Impuesto a las Ganancias para los empleados de hasta $150.000 brutos aprobada por el Congreso, que requiere todavía la reglamentación de la AFIP, va a compensar parte de la merma de su poder adquisitivo.

Dejá tu comentario