Investigación sacude en Uruguay el mundo de los supermercados

Economía

El organismo oficial tomó la denuncia que hizo el Grupo Ta Ta frente a una posible constitución de monopolio en el sector.

La decisión de la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia de Uruguay de convertir en una investigación oficial la denuncia que realizó el Grupo Ta Ta por una presunta constitución de monopolio de hecho en mercados relevantes, ante la posible compra de Goldman Sachs y Tienda Inglesa de las cadenas de supermercados Disco, Devoto y Geánt; más la adquisición de pequeños supermercados independientes, sin haber dado aviso al organismo regulador, generó conmoción en el mundo del retail, sobre todo, por los nombres de las personas que deberían declarar durante la tramitación de la investigación oficial.

Además de los directivos de Tienda Inglesa (es decir, los representantes de Goldman Sachs en Uruguay y de Henderson & Cía. SA), serían llamados a responder dudas de las autoridades los dueños de las cadenas Disco, Devoto y Géant (la sociedades anónimas Supermercados Disco Uruguay, Ameluz, Odaler, Devoto Hermanos, Centro Comercial Parque Roosevelt y Mercado Devoto).

De parte de los potenciales compradores se citaría a CEO del Grupo Tienda Inglesa y presidente de la Asociación de Supermercados, Juan Manuel Parada; y, por Goldman Sachs, David Castelblanco, managing director Goldman Sachs Private Equity, que conduce el instrumento financiero que posee parte de las acciones de Tienda Inglesa en Uruguay.

Por la parte vendedora, del Grupo Disco Uruguay, podrían ser llamados a declarar su presidente, Luis Eduardo Cardoso, y su subdirector general, Hugo Avegno; por Casino, su corporate development and M&A Groupe, Gustavo Chaparro; y por el Grupo Éxito, su CEO, Carlos Mario Giraldo.

Como la denuncia implica investigar una serie de cadenas de supermercados pequeñas o locales individuales de importante nivel de venta, también se llamaría a declarar a los directores de Supermercados El Dorado, Juan Manuel Polakoff e Ismael Scottini Polakoff.

Pero la lista no concluye aquí. Como suele ocurrir en este tipo de investigaciones, también se convocaría a empresarios, directivos, sindicalistas, funcionarios, expertos y peritos de parte, entre otros, para que caractericen y dimensionen las empresas involucradas en la investigación, su penetración en el mercado, su importancia (como clientes) para los proveedores y (como fuentes de compra) para los consumidores.

También, la investigación debe profundizar la dimensión de la concentración que podría tener este tipo de compra-venta, sobre todo en ciertas áreas geográficas (como Montevideo), las diferentes modalidades de concentración (caso por caso) y cualquier hecho relevante que pueda influir en la decisión de las autoridades, particularizando sobre la temática de la denuncia presentada y la pesquisa que se realiza.

Otro dato que tendrán, sin duda, la autoridades para resolver en la cuestión será el historial de compra y venta de Goldman Sachs y el Grupo Casino en el exterior, dado que ambos han tenido escándalos resonantes, como ocurrió con el banco de inversión de los Estados Unidos en Malasia (en donde 17 directivos de la entidad fueron procesados por la Justicia malasia por estar relacionados con una supuesta operación de lavado de dinero) o los franceses (cuyos estados contables fueron cuestionados por la firma de investigación Muddy Waters, fundada por el inversor estadounidense Carson Block, que derivó en un virtual concurso preventivo, en mayo de 2019).

Es claro que el Grupo Casino tiene una estrategia de vender sus activos en el mundo para solucionar sus problemas financieros, pero una venta en bloque, en Uruguay, podría generar distorsiones en el mercado de retail, que tendrán efectos negativos para consumidores, proveedores y competidores. De allí la importancia de la transparencia y celeridad en la investigación que realiza la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia.

La investigación oficial fue el resultado de la denuncia que hizo el Grupo Ta Ta y un expediente que ya había abierto la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia por la compra de cerca de 20 supermercados independientes sin haber informado al organismo, violando normas vigentes contra la concentración.

Trascendió que la adquisición de Devoto, Disco y Geánt quería ser presentada antes del 12 de abril, dado que ahora sólo se requiere informar sobre esos cambios de dueño, mientras que luego de esa fecha, el organismo contralor debe autorizarlas expresamente. Justamente la CPDC abrió la investigación para revisar a fondo todas las transacciones hechas, y por hacer, y su legitimidad.

De esta forma, Goldman Sachs y Casino siguen sumando escándalo en el mundo del retail.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario