SW confirmó que negocia asociación con el Estado

Economía

Southern Winds informó ayer que «ha mantenido conversaciones con el gobierno» para firmar un convenio por el cual LAFSA, empresa estatal formada por los ex empleados de LAPA y DINAR, «utilizará la capacidad instalada de SW (flota, infraestructura, mantenimiento, operaciones, organización comercial y red de rutas)».

Según el comunicado, «el Estado se hará cargo de los costos de combustibles, tasas aeroportuarias y cargos de navegación aérea, aproximadamente 40% de los costos totales de la operación». SW añadió que el proyecto « ahorrará al Estado 10 millones de dólares en costos introductorios y acortará sensiblemente los tiempos de ejecución» (de LAFSA).

El comunicado de la empresa cuyo control accionario es de Juan Maggio se conoció cuando el convenio de asociación entre SW y LAFSA todavía no había sido firmado por el presidente Néstor Kirchner. También cuando a través de una nota de «El Mercurio», el vicepresidente de LanChile, Enrique Cueto, dijo el lunes que la aérea trasandina estudia realizar una oferta en la licitación de LAFSA.

En esas declaraciones, Cueto ignora las informaciones periodísticas sobre el acuerdo entre SW y LAFSA, y se refiere al proyecto original del gobierno argentino, de licitar la aérea estatal en el término de seis meses, una vez que estuviera constituida y operando.

Cueto dijo :
«Hemos estado viendo este proyecto nuevo que hay, se va a licitar una nueva compañía, que es Líneas Aéreas Federales SA». También afirmó que «va a haber oportunidades» y que «siempre hemos estado atentos a entrar en el mercado de la Argentina», en referencia al interés que tuvieron años atrás en adquirir parte de las acciones de Aerolíneas Argentinas, cuando Iberia y American Airlines tenían el control.

La oferta de
LanChile para LAFSA contaba hasta hace una semanas con el respaldo de Nicolás Scioli, hermano del vicepresidente y miembro del directorio de LAFSA. Sin embargo, fue descartada por el Ministerio de Planificación,que a su vez avanzó con el convenio con SW.

Por otra parte, el acuerdo fue cuestionado por
Aerolíneas Argentinas, Aerovip, American Falcon y otras empresas que operan en el mercado doméstico, porque se considera que hay «trato discriminatorio» a favor de SW, debido al fuerte respaldo que el Estado le dará a esta empresa para su crecimiento. No se descarta que algunas de las aéreas mencionadas pueda recurrir a la Justicia. No obstante, fuentes oficiales creen que el convenio está resguardado de impugnaciones judiciales, porque «la asociación entre SW y LAFSA buscar evitar el monopolio en el mercado de cabotaje, tal como lo prevé el código aeronáutico».

Añadieron que «SW tiene adjudicada la mayoría de las rutas de cabotaje, por lo cual es la mejor opción para una asociación». También dijeron que SW puede empezar a operar esas rutas asociada con LAFSA, muy rápidamente, mientras la aérea estatal debe cumplir numerosos pasos legales para empezar a operar.

Dejá tu comentario