Tasas: cobran hasta 230% para financiarse con tarjetas

Economía

Especialistas indican que el costo de los créditos tarda más en reaccionar a la baja que el rendimiento de los depósitos. Para préstamos personales los clientes tienen que pagar hasta 70% anual.

Los titulares de tarjetas de crédito continúan pagando intereses superiores al 230% en sus compras con financiamiento, pese a la baja de las tasas dispuestas por la nueva gestión del Banco Central, a cargo de Miguel Pesce, desde que asumió el 10 de diciembre.

De hecho, a contramano de la autoridad monetaria, los valores de todo el sistema indican que la Tasa Anual Efectiva máxima subió cinco puntos porcentuales en enero a 227,18% (vs. 222,17% de diciembre). En tanto, en el nivel mínimo se mantuvo estable y en el promedio registró una baja marginal hasta ubicarse en 133,80% (vs. 134,09%). Sólo en la mediana, cayeron tres puntos porcentuales, a 133,80%.

Mientras tanto, en ese período, el Banco Central recortó la tasa de referencia desde el 63% con que inició la gestión este nuevo Gobierno hasta el actual 50%. Es decir, 13 puntos. Así las cosas, la disminución de la tasa de referencia del BCRA no se está traduciendo de manera significativa en un alivio para el bolsillo de los titulares de plásticos.

El analista financiero Christian Buteler mencionó a Ámbito Financiero que “las tasas de los depósitos siempre responden más rápidamente a una baja de tasas del BCRA, con relación a los créditos, pero el nivel actual de diferencia entre tasas activas y pasivas es abismal y debería acortarse cuanto antes”.

Lo mismo ocurre con los tomadores de créditos: las tasas de los préstamos personales, que el 20 de diciembre estaban en 70,5% en el promedio del sistema, bajaron a apenas el 69,8%, una reducción de 0,7 puntos, a principio de enero, según consignan en el mercado.

La autoridad monetaria, de acuerdo con distintas versiones, estaría analizando algunas alternativas para acelerar una baja de las tasas que pagan las familias. El lunes, el BCRA señaló en sus lineamientos de política monetaria que “la intermediación crediticia interna se encuentra en niveles relativos muy bajos, debiéndose expandir para atender las necesidades de los hogares y la producción, con un sentido estratégico que permita atender no sólo el corto sino también el mediano y largo plazo”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario