15 de enero 2011 - 19:27

Trichet insistió en que los gobiernos de Europa deben reducir el déficit

El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.
El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.
El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, insistió en la necesidad de que los países de la Unión Europea adopten políticas de estricta austeridad, al tiempo que defendió la moneda regional y admitió que demostró ser "creíble y estable" durante la crisis de la deuda.

"El BCE espera que los gobiernos de la Unión Europea realicen enormes esfuerzos por reducir su deuda", dijo Trichet en declaraciones al diario sensacionalista "Bild".

Además, agregó que "no hay crisis del euro, sino una crisis de las finanzas públicas en algunos países del euro".

"Todos los gobiernos tienen que poner sus finanzas en orden, en especial aquellos gobiernos y Estados que han vivido en el pasado muy por encima de sus posibilidades", indicó.

Trichet sostuvo que la moneda común demostró ser "creíble y estable" durante la crisis de la deuda.

El presidente del banco europeo matizó que el déficit fiscal de la Unión Europea en su conjunto ascendería en 2011 a la mitad de los de Japón y EEUU. "Todos los países industrializados tienen problemas presupuestarios. Este hecho suele ser olvidado".
El francés, que recibirá este año en Alemania el prestigioso Premio Carlomagno a los méritos en pos de la unión de Europa, trató de disipar los temores de muchos alemanes, que añoran su antigua moneda.

"En los últimos 12 años, el índice medio de aumento de precios en la Unión Europea fue del 1,97 % y en Alemania sólo de 1,5 %. Ésas son cifras mucho mejores que en todos los 50 años antes del euro", explicó.

En otro orden, Trichet insistió en la necesidad de ampliar el fondo europeo de rescate: "Los gobiernos necesitan un mecanismo efectivo, que contribuya a garantizar la estabilidad financiera".

Dejá tu comentario

Te puede interesar