Trigo: estiman que podría ser récord la producción

Economía

Con las últimas lluvias aumentaron las chances de lograr una producción cercana a las 20,5 millones de toneladas.

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario asegura que gracias a las lluvias registradas en el mes de junio la superficie destinada al trigo podría aumentar y llegar a las 6,8 millones de hectáreas. De concretarse esa cifra, sería el mayor nivel de siembra de los últimos 20 años y superaría por muy poco la superficie obtenida en 2019/20, cuando se sembraron 6,79 millones de hectáreas.

Las precipitaciones son fundamentales para el trigo durante la ventana de siembra del cultivo y eso fue determinante para los cálculos aportados por la entidad rosarina que vislumbra un panorama muy distinto a lo ocurrido en la campaña pasada, cuando la falta de agua acorraló al trigo y le pegó fuerte no sólo durante la época de siembra sino también durante todo el ciclo reproductivo. Tan duro fue el golpe que en aquel entonces por la falta de agua se perdieron 400 mil hectáreas y no se pudo lograr una siembra que se había pronosticado como la más alta de los últimos tiempos.

La entidad bursátil destacó que “la situación actual es diferente a lo ocurrido hace un año porque en aquel entonces había 1 millón de hectáreas implantadas en estado regular a mala por una sequía feroz en el centro y norte del país. Hoy sólo hay 75 mil hectáreas regulares en el norte de Córdoba. La diferencia de escenarios es contundente y salta a la vista comparando el contenido de humedad en suelo de julio de 2021 vs. 2020. Por todo esto se hace más firme un escenario de normalidad y un horizonte productivo récord para Argentina de 20,5 millones de toneladas”.

Según Cristian Russo, jefe de Estimaciones Económicas de la Bolsa de Comercio de Rosario, “los cálculos surgen gracias al diálogo constante que tenemos con los productores, en quienes vemos un gran interés sobre la campaña y por supuesto del análisis de las imágenes satelitales. Además es importante destacar que creció la cantidad de hectáreas de trigo que se hacen apuntando a rindes altos en torno a los 40 quintales o superiores. Esa es una realidad en gran parte de la región Pampeana”.

En tanto, desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantienen la previsión que realizaron a principio de temporada y estiman para la campaña triguera unas 6,5 millones de hectáreas con una producción cercana a las 19 millones de toneladas. Para explicar estos números, Esteban Copati, jefe de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, aseguró que el norte del área agrícola estuvo con algunos problemas de sequía durante la ventana de siembra. “Hoy en día esa región sigue con problemas de falta de agua y si no llueve pronto, también podría comprometer rendimientos. Además en Buenos Aires este año la cebada se convirtió en una competencia fuerte para el trigo ya que creció en 250 mil hectáreas y llegaría a 1,15 millones”.

Más allá de las intenciones, el clima será un gran protagonista en los próximos meses. Por ahora y con las lluvias que se registraron en junio en las zonas centro y este del área núcleo queda claro que el clima jugó a favor de la siembra de trigo.

En este sentido, Copati es cauteloso y asegura que las complicaciones podrían llegar en el último cuatrimestre del año. “Es probable que a partir de la primavera volvamos a transitar un año climático de tipo “La Niña”, es decir con precipitaciones por debajo de los promedios históricos en gran parte de la región agrícola”.

La esperanza para llegar al récord productivo radica en la inversión tecnológica de quienes sembraron y en el rendimiento puedan brindar los lotes más fértiles a partir de una mayor rotación de cultivos que se acentuó en los últimos años. Los suelos con más nutrientes y una mayor capacidad para retener humedad podrían otorgar una buena cosecha aún en un año climático complejo.

Temas

Dejá tu comentario