Versiones de renuncias en SENASA

Economía

La reestructuración del Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria (SENASA) decidida por el presidente Néstor Kirchner puso entre las cuerdas a Bernardo Cané, presidente del organismo sanitario. La medida, conocida desde la semana pasada, acotaría las funciones del presidente del SENASA y volvería el poder final sobre las decisiones sanitarias a la Secretaría de Agricultura de la Nación.

La decisión de Kirchner habría tomado por sorpresa al mismo Cané, quien impulsaba un proyecto de ley con la reestructuración del organismo, aunque reservándose un lugar preponderante en la conducción, a pesar de que cedía parte de su poder a entidades del campo, las provincias la industria agroalimentaria en un Consejo de Administración que dos años atrás había sido por él desactivado. La resolución, firmada por Kirchner e impulsada desde Agricultura, acota más las funciones del titular del SENASA y acentúa la participación al Consejo.

Pero la ola de rumores se agrandó ayer, cuando se afirmó, desde diversas fuentes, que la renuncia ya era un hecho, aunque los detalles variaban según los intereses:

• Una de las versiones indicaba que el funcionario había presentado su renuncia el miércoles ante el secretario de Agricultura,
Miguel Campos, y que esperaba un encuentro sanitario que organiza el mismo SENASA en Huerta Grande (Córdoba) este fin de semana para hacer el anuncio de despedida. Según esta versión, uno de los reemplazantes podría ser Jorge Larreche, actual subsecretario de Ganadería bonaerense, ex INTA y hombre estrechamente vinculado a Solá, que jugó y perdió la interna del PJ (por Solá, en contra de Duhalde) en Olavarría.

• Otra de las posibilidades indicaba que Cané había presentado su renuncia ante Kirchner, la que se había aceptado, aunque se esperaba el «momento oportuno» para anunciarla.

Lo cierto es que, sobre el cierre de esta edición, continuaba un encuentro entre Campos y Cané, en sede de la Secretaría de Agricultura. Las definiciones de ese encuentro podrían quedar en la anécdota, ya que la decisión ahora la tiene Kirchner.

Dejá tu comentario