Adiós al mítico Orient Express

Edición Impresa

La crisis también afecta a los mitos. El que ha sido durante 127 años el tren más conocido y lujoso del mundo, en el que viajaba uno de los detectives más ilustres de la literatura, Hércules Poirot, ha hecho su último viaje.

El Orient Express unía París y Estambul a través de los Balcanes, e inspiró múltiples obras literarias como el «Drácula» de Bram Stoker o «De Rusia con amor», de Ian Fleming, en la que James Bond viajaba con la atractiva Tatiana Romanova y ya ha dejado de funcionar, aunque la rama que une Venecia y Estambul seguirá activa con un costo de 5.670 euros por persona.

En 1882, George Nagelmackers, director de la Compagnie Internationale des Wagons-Lits, invitó a los primeros pasajeros del Orient Express a que fuesen en su tren de París a Viena. La ruta fue expandiéndose y en 1989 ya llegaba hasta Estambul. La mayoría de los grandes hoteles de la vieja Constantinopla son de esa época, como el Büyuk Londres o el Pera Palace, construidos en 1892. Fue en este último donde Agatha Christie escribió la obra que acabó por inmortalizar el tren: «Asesinato en el Orient Express». Una intriga bizarra y glamorosa que el detective Hércules Poirot resolvió in extremis.

Diario El Mundo

Dejá tu comentario