Aires de cambio

Edición Impresa

No todo lo que brilla es oro, podría decirse, y calzaría perfectamente a la realidad de Javier Mascherano en referencia a su estadía en Liverpool. El capitán argentino concedió una entrevista el periódico británico News of the World, donde sembró dudas al respecto de su continuidad en el club inglés. «No tengo ningún problema en vivir en Liverpool, pero mi esposa no habla ni una palabra en inglés, lo cual depende de mí en un 100%». Algunas de las razones que expresó el volante central de por qué todavía no llegó a un acuerdo con los directivos ingleses. Existe un antecedente que ha marcado la relación entre Mascherano y el club, a comienzos de la temporada 2009/10 Barcelona negoció para incorporar al argentino, pero Liverpool terminó declarándolo intransferible. «Fueron momentos difíciles para mí, un día estaba en el Barça y al otro no. También tuve problemas con Argentina y hasta corríamos peligro de clasificar al Mundial».

Mascherano es uno de los siete futbolistas que ya trabajan en el predio de Ezeiza a las órdenes del preparador físico Fernando Signorini, junto a Maxi Rodríguez, Jonás Gutiérrez, Sergio Romero y los tres que se agregaron ayer, Mariano Andújar, Ángel Di María y Carlos Tevez. El reducido grupo ha comenzado a realizar los tests que estaban previstos en el cronograma de trabajo del cuerpo técnico de Diego Maradona. El jueves 20 se sumarán siete de los jugadores que militan en el fútbol local (Pozo, Garcé, Otamendi, Insaurralde, Mercier, Palermo y Sebastián Blanco); los tres de Estudiantes de La Plata (Clemente Rodríguez, Verón y Sosa) lo harán el viernes, luego del partido por cuartos de final de Copa Libertadores que jugarán ante Inter de Porto Alegre. Dentro del cuerpo médico de la Selección se provocará el ingreso de Jorge Araguas, habitual kinesiólogo de Boca Juniors, que ha sido convocado para sumarse al médico Donato Villani y el kinesiólogo Luis García.

Dejá tu comentario