Alivio para Macri con otros $ 300 millones extra

Edición Impresa

Mauricio Macri y el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, anunciarán hoy un plan de infraestructura escolar, que buscará aplacar las quejas con respecto al estado de los edificios que ya se convirtió en blanco de su gestión. Más aún con un gremio adverso como es el de docentes que tiene ahora a uno de sus caciques ocupando una banca de diputado en bloque kirchnerista de la Legislatura porteña. Se anticipará Bullrich a la idea que ya se convirtió en despacho en la Legislatura porteña de apurar el uso de fondos que, proveniente de la venta de terrenos, tiene exclusividad para ese destino. Así el jefe de Gobierno porteño podrá anunciar grandes inversiones, como la terminación del llamado Polo Educativo en el barrio porteño de Saavedra, que demandará unos $ 50 millones.

Pero, además, el macrismo viene piloteando, junto con Bullrich y el legislador Enzo Pagani, un proyecto que ayer emitió despacho en la Comisión de Educación, que el propio ex dirigente de CTERA (Tito Nenna) acompañaría con su voto en el recinto. También Proyecto Sur (Solanas), que aporta a la tribuna opositoria, dio su opinión a favor en la comisión.

Venta pendiente

Se trata del permiso para que el Gobierno porteño pueda usar en obras viejas o demoradas el dinero que obtuvo del remate de dos lotes en zona vip de Catalinas, cuando la ley que permitió que el Gobierno porteño subastara esos predios obligaba a destinar la ganancia a licitaciones a efectuarse a partir de 2009.

El primer lote se vendió a fin del año pasado por $ 95 millones, pero recién hace un mes que se efectivizó la compra, es decir, estuvieron disponibles los fondos. La parcela más grande, en cambio, se remató a mediados del mes pasado. Es la que queda en la intersección de las avenidas Córdoba y Leandro Alem, donde actualmente funciona una estación de servicio, en cercanías de la estación Retiro, y fue adquirida por $ 181 millones. Aún resta concretar el remate un tercer lote en la zona, todos pertenecientes al Gobierno de la Ciudad.

Cuando la Legislatura autorizó la subasta con la obligación de destinar el dinero a obras nuevas que construya el Ministerio de Educación, se calculaba obtener $ 300 millones, pero se superará la previsión.

Al no haberse llamado a licitación de ninguna edificación nueva, los legisladores tienen previsto autorizar, mediante una nueva ley que podría votarse la semana próxima, el uso de fondos para concluir construcciones atrasadas o prácticamente abandonadas como en Saavedra, Lugano y La Boca. Sin embargo, para anticiparse, hoy el ministerio tiene previsto anunciar la licitación de 15 nuevos colegios para la Ciudad de Buenos

Aires, con la idea, además, de acelerar esas edificaciones y que Macri pueda cortar algunas de las cintas antes de mediados del año próximo, es decir, durante la campaña electoral 2011.

Ayer, por otra parte, la Comisión de Educación de la Legislatura aprobó un proyecto de pedido de informes al Gobierno sobre el estado edilicio de la escuela Mariano Acosta -cuyo edificio, de 1889, tiene grado de protección histórica- y los contratos firmados con las empresas encargadas de la reparación, entre otros detalles, tras desprenderse mampostería en las instalaciones.

Dejá tu comentario