Apura Grecia el ajuste para asegurarse ayuda

Edición Impresa

Atenas - El Gobierno socialista griego manifestó ayer su intención de suprimir o fusionar en los próximos meses un total de 40 organismos estatales que emplean a más de 7.000 agentes para recortar gastos y lograr los objetivos fijados para reducir el déficit este año hasta el 7,5%.

Según informaron ayer fuentes gubernamentales a los medios tras una reunión del Consejo de Ministros, el Ejecutivo tiene la intención de «acelerar el proceso» y no perder tiempo durante el mes de agosto, tradicionalmente de vacaciones de verano.

De los 7.500 empleados públicos, la mitad trabaja en la empresa estatal Radio y Televisión Nacional (ERT) y pese a que el Gobierno ha expresado su intención de reducir los despidos al mínimo, barajando soluciones como el traspaso a otros organismos, «no se descarta que haya que despedir a la gente», según comentó una fuente del Gobierno de Yorgos Papandréu.

Once organismos estatales cerrarán y se fusionarán los otros 29 restantes, anunció el ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, según informó el canal de televisión Mega. Los detalles sobre el futuro de esos organismos serán estudiados por los ministerios correspondientes y anunciados en las próximas semanas.

En la reunión también se abordó el plan de privatizaciones de empresas estatales, que según comunicaron fuentes gubernamentales a los medios, «se observará al pie de la letra, como se ha acordado con los socios europeos en la reciente cumbre». En ella, la zona de euro accedió a otorgarle a Grecia un segundo rescate de 109.000 millones de euros con la participación del FMI, sumado a la participación de unos 50.000 millones de los acreedores privados.

Inspección

Los primeros en la lista de privatizaciones serían el organismo de la lotería nacional y la extensión del contrato de administración del aeropuerto internacional de Atenas Elefterios Venizelos, por los que el Gobierno espera recaudar 1.700 millones de euros hasta septiembre y proceder a otras privatizaciones hasta fines del año que le aportarán otros 3.000 millones.

Venizelos informó que «por primera vez en 20 meses, han regresado depósitos bancarios a Grecia, lo que significa que los mercados internacionales reaccionan en forma positiva al igual que los ciudadanos». El ministro instó a los inversores extranjeros a invertir en el país, afirmando que «no hay otro lugar con un sistema bancario más seguro que Grecia», con las garantías del Banco Central Europeo, del FMI y de otros organismos internacionales.

Expertos europeos y del FMI inspeccionan en Atenas el cumplimiento del programa de austeridad para elaborar un informe que condicionará la entrega del sexto tramo de ayuda externa en septiembre, por valor de 8.000 millones de euros.

La meta del Ejecutivo es limitar el déficit al 7,5% del PBI, desde el 10,5% con el que cerró en 2010.

Agencia EFE

Dejá tu comentario