Aumentan ventas de carne aviar

Edición Impresa

La Argentina duplicará las exportaciones avícolas -carne y huevos- en los próximos diez años, hasta u$s 840 millones, según proyecciones de especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Se estima que para 2020 las exportaciones de carne aviar pasarían de 290.000 a 630.000 toneladas, y el consumo per cápita aumentaría un 60% y el consumo global de carne ascendería de los actuales 32 kilogramos de carne per cápita a 52 kilogramos per cápita, señaló el INTA en un comunicado. Jorge Azcona, especialista en nutrición y manejo avícola del INTA Pergamino destacó el momento óptimo por el que está atravesando el sector: «En comparación con otras carnes, el productor obtiene un pollo terminado y listo para comercializar en un plazo mucho más corto».

Para Mario Bragrachini, coordinador del proyecto cosecha y poscosecha del INTA, «agregar valor a los granos y convertirlos en producto balanceado con posibilidades de que se transformen en carne bovina, porcina, caprina, aviar, leche y pescado, es la clave».

Durante 2010, la producción de pollos y huevos en la Argentina crecieron un 6,3% y un 4%, respectivamente; y el consumo de carne de pollo llegó a los 34,4 kilogramos anuales por persona y 218 huevos por habitante en un año.

Claudia Gallinger, especialista en nutrición aviar del INTA Concepción del Uruguay -Entre Ríos-, remarcó la importancia de la nutrición integral de las aves debido a que el alimento representa el 70% del costo de la producción. «Es fundamental que el productor conozca los valores nutricionales -proteína, cenizas, humedad, grasa, fibras, minerales e índices de estabilidad- de la materia prima para poder realizar ajustes periódicos en la alimentación», consideró.

Por su parte, Zulma Canet, coordinadora del componente granja del INTA Pergamino, señaló que el agregado de valor a los productos de la avicultura servirá para recuperar la competitividad del sector. En este sentido, la creciente preocupación de los consumidores por la salud y la inocuidad de los alimentos generan la necesidad de contar con productos de alto valor nutricional.

«Enriquecer la carne de pollo y el huevo con ácidos grasos Omega 3 nos permitió modificar el valor nutritivo de la carne de aves», resaltó la coordinadora, quien puntualizó que este desarrollo permitirá mejorar nutricionalmente la dieta del consumidor con resultados positivos para la salud.

Dejá tu comentario