Autos: producción creció 9% (temor por freno en Brasil)

Edición Impresa

La industria automotriz mantiene su buen ritmo con mejoras en todas las variables. La producción de autos creció un 9,1% en julio comparada con igual mes de 2012, mientras que las ventas subieron un 22,2%.

Según los datos de ADEFA, la asociación que agrupa a las terminales, las exportaciones también tuvieron un resultado destacado en la comparación interanual, al registrar una suba del 32,9%.

De acuerdo con las estadísticas de la entidad, las terminales fabricaron en julio 71.895 unidades, y experimentaron un crecimiento del 13,3% respecto de junio anterior.

Entre enero y julio, la producción total llegó a 466.445 unidades contra 397.698 de igual período de 2012, registrando un aumento del 17,3%.

Si se tiene en cuenta la estacionalidad que se registró en julio, las terminales sacaron de las líneas de producción un promedio de 3.267 unidades por día frente a las 3.525 de junio pasado.

Las ventas al mercado interno llegaron en julio a 81.425 unidades, registrando un descenso del 8% en comparación con junio anterior.

En lo que va del año, la comercialización de unidades cero kilómetro trepó a 544.096 vehículos contra 464.489 del mismo período de 2012, acumulando un incremento del 17,1%.

Las exportaciones tuvieron una baja del 7,8% en julio con relación a junio y una suba del 37,9% respecto de igual período del año anterior. Comparando los siete meses de 2013 con respecto a 2012, se registró una suba del 30,1%, al pasar de 201.955 a 262.800 unidades.

En cuanto a las exportaciones, Brasil continúa siendo el principal destino, ya que concentró el 86,5% de las ventas. Sin embargo, hay preocupación por el freno en esa economía y especialmente en el sector automotor, que tuvo en julio el nivel más bajo de operaciones.

Incluso, las concesionarias de ese país recortaron las previsiones de ventas para lo que resta del año, por lo que se profundizará la situación.

"Las casi 2.000 unidades menos que se han enviado y atentos a la situación socio-económica y política del país vecino, sumado a la revisión de las proyecciones a la baja que manifiestan nuestros pares, dan cuenta de la necesidad de que el sector público y el privado redoblemos los esfuerzos para superar el desafío de diversificar los destinos de exportación, tales como Venezuela, Colombia y Ecuador y profundizar vínculos con México", indicó.

Otro dato a tener en cuenta es que el Gobierno de Dilma Rousseff está dando señales de que para frenar el crecimiento de la inflación estaría dispuesto a sacrificar el crecimiento.

Dejá tu comentario