2 de febrero 2016 - 00:00

“Bertone recibió una provincia en estado crítico”

Leonardo Gorbacz, jefe de Gabinete fueguino, negó que en la provincia se esté aplicando una “política de despidos masivos”.
Leonardo Gorbacz, jefe de Gabinete fueguino, negó que en la provincia se esté aplicando una “política de despidos masivos”.
 Tierra del Fuego - La provincia más austral del mundo no escapa a la crítica situación financiera por la que atraviesa el resto del mapa argentino. El jefe de Gabinete, Leonardo Gorbacz, psicólogo y exdiputado nacional, es hoy uno de los ministros más influyentes del Gobierno de Rosana Bertone (FpV) y describe, en diálogo con Ámbito Nacional, como "delicada" la situación presupuestaria heredada de la gestión anterior de Fabiana Ríos. En cuanto al sobredimensionamiento del Estado, dice que "hay más profesionales para controlar que para gestionar. No queremos un Estado hemipléjico".

Periodista: ¿Cómo encontraron la provincia?

Leonardo Gorbacz:
Encontramos una situación presupuestaria crítica, con atrasos de dos meses en pagos a estatales y jubilados, hospitales desabastecidos, y un gasto en salarios que ronda el 89% del Presupuesto.

P.: ¿Ese panorama obliga a plantear un ajuste?

L.G.:
Lo único que hemos hecho en este tiempo es acabar con ciertos privilegios y con una serie de injusticias. Se revisaron 356 ingresos en la planta política y se cancelaron 102. La mitad eran exfuncionarios de la gestión anterior que fueron metidos directamente o que, curiosamente, ganaron concursos.

P.: ¿Cuánto se ahorra la provincia con este recorte?

L.G.:
Son unos 44 millones de pesos al año.

P.: También se menciona un ajuste en el área de Cultura.

L.G.:
De 419 personas que tenían horas cátedra por fuera del Ministerio de Educación se les redujo la cantidad de horas a 171. Se encontraron casos donde los que percibían horas cátedra eran funcionarios, otros supuestamente daban clases en domicilios particulares y en muchos otros no había ni listado de alumnos, ni informe de resultados. A los talleristas los vamos a volver a convocar.

P.: Pero desde sectores sindicales se habla de un número mayor de despidos.

L.G.:
Las cifras que se difundieron no son reales. Tampoco es persecución partidaria sino que es justicia. Quien fue designado en la planta política debía irse con la gobernadora. Fíjese hasta qué punto era planta política que el personal cesanteado recibió asesoramiento en los locales partidarios de la exgobernadora (Fabiana) Ríos. No hay ninguna política de despidos masivos. 

P.: ¿Habrá alguna reincorporación?

L.G.:
Cada situación laboral es abordada de manera particular, con el nivel de análisis y estudio que ameritan, en el marco del reordenamiento del Estado que dispuso la gobernadora.

P.: ¿Qué más implica ese ordenamiento?

L.G.:
El primer paso lo dimos con la reforma previsional que sancionó días atrás la Legislatura. Esto nos permite terminar con un sistema que establecía un promedio de edad jubilatoria en la provincia de 51 años. Todo eso explotó.

No hay mayor injusticia que legitimar el estado de situación que presentaba la provincia al momento de asumir, que reducía el Estado a una oficina de liquidación de sueldos, y que demagógicamente generaba privilegios que hipotecaban la posibilidad de dar respuesta a través de políticas públicas a toda la sociedad.

P.: ¿Cómo viene la discusión salarial con los docentes?

L.G.:
No estamos en condiciones de dar ningún aumento. Tenemos que asumir las subas del año pasado, que elevaron el salario medio docente $ 22.839.

P.: ¿Cómo definiría la relación con el Gobierno nacional?

L.G.:
Es buena, de trabajo. La gobernadora plantea una política de respeto por el otro más allá de las diferencias partidarias, y así allí vamos.

Entrevista de Florencia Arbeleche

Dejá tu comentario