24 de marzo 2017 - 00:00

Bonadío mandó a Cristina a juicio oral por dólar futuro

La acusación es por administración infiel en perjuicio del Estado. En la causa se ventilan acusaciones contra funcionarios anteriores y actuales por operaciones con contratos a futuro. Estrategia K.

Acusación. Cristina de Kirchner deberá enfrentar el juicio oral y público por la causa de dólar futuro. La expresidente busca acelerar el proceso.
Acusación. Cristina de Kirchner deberá enfrentar el juicio oral y público por la causa de dólar futuro. La expresidente busca acelerar el proceso.
El juez federal Claudio Bonadio dio ayer el paso formal para que Cristina de Kirchner afronte el primer juicio oral y público en su contra por la venta de contratos de dólar a futuro durante la última etapa de su Gobierno. Sin fecha definida aún, fue inmediatamente sorteado para el proceso el Tribunal Oral Federal Nº 1, que de no contar con impugnaciones, debiera avanzar en las tratativas del juicio, sin demasiadas chances de que se concrete este año. Acusada de administración infiel en perjuicio de la administración pública, el supuesto delito contempla una pena de entre dos y seis años de prisión. Con más cuestionamientos que avales a la judicialización de una decisión de política económica -ruinosa- , el expediente derivó como búmeran en otras dos investigaciones, pero contra funcionarios y allegados a Cambiemos, que están en etapa embrionaria.

En la resolución firmada por Bonadio recordó que el Ministerio Público fiscal concluyó que la venta de dólar futuro "se trató de una compleja operatoria que requirió la actuación conjunta y coordinada de diversos funcionarios estatales, cada uno en la medida de sus competencias. Así, las más altas autoridades del Poder Ejecutivo Nacional, Cristina Fernández de Kirchner, y su ministro de Economía, Axel Kicillof, pergeñaron la maniobra y dieron las instrucciones para que fuera implementada". Esta hipótesis fue avalada por la Sala II de la Cámara Federal que le agregó el polémico argumento de que el mantenimiento "ficticio" del precio del dólar podría ser materia judiciable, lo que dejó servida una denuncia penal del kirchnerismo por la emisión de Lebac y su eventual perjuicio para las arcas públicas.

Violación

Entre los 15 implicados enviados a juicio se encuentran los miembros del directorio del Banco Central y de la Comisión Nacional de Valores que, para el magistrado, debió haber intervenido para acotar el margen de los contratos vendidos, cuyo flujo fue incrementado en los últimos meses del kirchnerismo, lo que violó la Carta Orgánica del Banco Central. "Los miembros del Directorio del BCRA activaron los resortes necesarios para comenzar su ejecución, acelerando la venta de Contratos de Futuros de Dólar por parte de dicha entidad a valores inferiores que los de mercado (contraviniendo así el art. 18 de la Carta Orgánica del Banco) y ampliando notablemente los límites de la entidad para ofrecer este tipo de contratos, en un período muy corto de tiempo", resumió el fallo.

Los jueces José Michilini, Adrián Grunberg y Gabriel Eduardo Vega son los integrantes del TOF que primero comenzará por las medidas preparativas cuando fije el cronograma y active el trámite. La Cámara de Casación tiene pendientes planteos de las defensas en contra de la confirmación de los procesamientos, recurso del que Cristina de Kirchner prescindió con el presunto objetivo de acelerar los plazos, que de todas maneras serán manejados con los tiempos habituales.

La elevación incluye a funcionarios de la CNV que para el juez contaron con la "anuencia" del organismo encargado de supervisar el funcionamiento de los mercados que se mantuvo "prescindente" pese al incremento de venta de contratos. De esta forma, la causa -que no tiene vinculación con hechos de corrupción- será la primera en que involucra a la exmandataria en ser debatida en juicio oral. Sin embargo, existen otros dos expedientes que se derivaron de la investigación, iniciada a instancias de la denuncia de Federico Pinedo y el radical Mario Negri, en plena puja electoral. La primera (a cargo del juez Sergio Torres) investiga a los compradores de los contratos de dólar futuro, entre ellos varios funcionarios de Cambiemos, el juez Bonadio y el actual titular del BCRA, Federico Sturzenegger, todos ellos imputados. En este escenario se da la paradójica situación en la que el juez que instruyó el expediente y ahora lo elevó a juicio quedó simultáneamente investigado por su intervención en la autorización para que esos contratos de futuros se pagaran ante la consulta de Sturzenegger, apenas cambió el Gobierno. Los integrantes del tridente, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, también figuran en este expediente, lo mismo que el director del BCRA, Pablo Curat, y José Torello, apoderado del PRO y jefe de asesores de Presidencia. Franco Macri por Chery Socma y Nicolás Caputo, por Caputo SA, fueron denunciados por haber participado también de la operatoria. El tercer expediente instruido por Luis Rodríguez se sumó luego. Allí se acusó a Luis Caputo, ministro de Finanzas, por haber tenido en la cartera del fondo que controlaba, Axis, una notable cantidad de futuros y haber sido luego uno de los funcionarios que acordaron con el Rofex a qué precio debían ser pagados, pero una vez ya como parte del Gabinete, lo que terminó por reportarle ganancias.

Dejá tu comentario