Botín, presidenta del Santander: “Las medidas que se están tomando en la Argentina son difíciles, pero necesarias”

Edición Impresa

La ejecutiva se refirió al “punto de partida complicado” para el actual Gobierno y las dificultades por la inflación, pero se mostró confiada.

Casi un año después de su última visita a la Argentina, la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, regresó al país en un viaje relámpago que incluyó una recorrida por el barrio La Juanita, en La Matanza, donde la entidad abrió hace seis años su primera sucursal de inclusión financiera. Previamente, mantuvo una reunión con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley.

En un alto de su recorrido, Botín accedió a un diálogo con periodistas, en el que la titular de una de las entidades financieras más importantes del mundo expresó su apoyo a las medidas económicas tomadas por el Gobierno de Mauricio Macri, ratificó el plan de inversiones de Santander Río para el próximo año y apostó por una mayor articulación entre empresas y Estado para multiplicar los programas de inclusión y hacer "que más gente tenga trabajo y sufra menos durante los períodos difíciles".

Periodista: A un año de su última visita, ¿qué diferencias encontró, crisis mediante?

Ana Botín: El camino que se tomó es el correcto, no pueden sorprender los baches en el camino porque el punto de partida era complicado. Es una situación difícil, la inflación perjudicó mucho, pero las medidas que se están tomando son las necesarias para salir adelante y que Argentina vuelva a crecer. Tenemos plena confianza y por lo que tengo entendido dos tercios de los argentinos está de acuerdo con lo que se está haciendo. Lo que no quiere decir que necesariamente todos ellos estén de acuerdo con el Gobierno, pero nadie quiere ir hacia atrás, todos sabemos lo que funciona y lo que no funciona.

P: ¿Genera inquietud un hipotético regreso del gobierno anterior?

A.B.: Somos un banco y tenemos que trabajar con cualquier gobierno que sea elegido. De nuestra parte siempre intentaremos hacer lo mejor, porque lo que queremos es que el país crezca de manera sostenible. El gobierno deben votarlo los argentinos.

P.: ¿Encuentra similitudes con la crisis que atravesó España?

A.B.: España tuvo una crisis muy seria, con caída del PBI de casi 10%. Los españoles tuvieron que ajustarse muchísimo y los sueldos bajaron más de 20%, fue muy duro. Pero ahora estamos sobrepasando el PBI previo a la crisis, crecimos cuatro años seguidos al 3% y se crean medio millón de puestos de trabajo al año. Se hicieron reformas que funcionaron y Argentina y España tienen modelos no tan distintos, nos parecemos bastante más que con otros países de la región.

P: ¿La crisis en la Argentina los obligó a un cambio de planes?

A.B.: Nos generó pérdidas pero no nos cambió ningún plan. Por ejemplo, estamos totalmente convencidos de que Open Bank, el primer banco 100% digital del grupo, haga su primera operación fuera de España en la Argentina en 2019. Ofrecerá todo lo que ofrece un banco tradicional pero sin sucursales.

P: ¿Esa visión optimista es compartida?

A.B.: Mucha gente, no solo nosotros, cree que esta es la manera de gestionar el país y la economía. Hay confianza de las instituciones, de los países, del FMI. Estuve varias veces con la directora del Fondo, Christine Lagarde, y siempre hablamos de que estas políticas no son fáciles porque había muchos desequilibrios que arreglar, pero lo importante es que se está haciendo de la mejor manera posible. Y de forma distinta al pasado, porque el ajuste que plantea el FMI acepta mantener los programas sociales, eso es muy bueno porque no se puede pedir el mismo esfuerzo a todo el mundo.

P.: ¿Cómo se gestó la sucursal de inclusión financiera?

A.B.: Inicialmente planeábamos instalar un cajero automático y finalmente inauguramos una sucursal y empezamos a abrir cuentas y a dar tarjetas de crédito a miles de clientes. Ahora ya tenemos cuatro sucursales y en el segundo semestre de 2019 serán diez. Abrimos también un call center y una escuela de oficios digitales para que los chicos tengan una formación que los ayude a encontrar trabajo. La labor aquí es increíble, pero hay que hacer mucho más, deben sumarse más empresas y más bancos para trabajar en red y crear conocimiento y empleo. La Argentina tiene una cosa de enorme valor que son los argentinos, tienen un talento increíble. Si se consigue estabilidad y las empresas junto con el Gobierno fomentamos estas iniciativas, el país tiene un futuro espectacular, esa fue una de las cosas que hablamos con la gobernadora y la ministra.

P: ¿Qué repercusión encontró?

A.B.: Una apertura total. El Gobierno quiere participar, tenemos que encontrar la forma. En Brasil y México, el banco construye la sucursal y le paga a las personas, y luego, si los créditos normales de estos programas son al 5 o 6% mensual, el Estado subsidia parte del tipo de interés. Lo más importantes de estas iniciativas es que sean sostenibles para que puedan ser escalables y lleguen a mucha gente. Es mejor para todos: nosotros podemos seguir creciendo y esa gente que sale adelante en el futuro serán nuestros clientes, y el Estado consigue algo que es bueno para la sociedad. Pero reitero: los programas sí o sí deben ser sostenibles. Yo misma estoy liderando el programa de Microfinanzas para traerlo a la Argentina y Chile.

Carlos Pagura

Dejá tu comentario