Cae la producción de maíz en México

Edición Impresa

México DF - México prevé cerrar este año con una producción de maíz menor a la estimada por las heladas y sequías, pero confía en una recuperación en 2012, según informó ayer el subsecretario de Agricultura, Mariano Ruiz.

El país, uno de los mayores productores de maíz en el mundo, espera despedir 2011 con una producción 20 millones de toneladas, menor que los alrededor de 23 millones de toneladas en el estimado previo.

«Las contingencias climatológicas han hecho que este año haya sido complicado en comparación con 2010, que fue un muy buen año», dijo Ruiz.

La producción de maíz este año sería similar a la de 2009, cuando México pasó por una severa sequía, y menor que la del año pasado, que fue de alrededor de 24 millones de toneladas.

A inicios del año, México sufrió heladas en el norte del país que afectaron la producción del estado de Sinaloa, el mayor productor del ciclo otoño-invierno, además de falta de lluvias hacia mediados del año, y nuevamente otra helada en septiembre en estados del centro productores de maíz.

Pero, pese a la menor producción, las autoridades no anticipan mayores importaciones de maíz amarillo -utilizado para alimento de animales- a las estimadas de entre 8 y 9 millones de toneladas, debido a una mayor producción de granos forrajeros como sorgo y avena, dijo Ruiz.

El funcionario señaló que se prevé una producción de sorgo menor en un 6,5% a la del año pasado, pero que será compensada con un mejor rendimiento en avena y trigo.

«No vemos importaciones mayores a las del año pasado. No anticipamos en el maíz ningún problema de abasto», dijo Ruiz respecto del maíz blanco, utilizado para elaborar tortillas, alimento básico en la dieta de los mexicanos.

Del maíz que México produce, alrededor del 90% es blanco y el resto es amarillo.

Ruiz dijo, además, que se espera una recuperación de la producción de maíz en 2012, a 25 millones de toneladas.

«Para el año que entra, lo que estamos estimando es regresar a niveles de producción normales», señaló.

El alza se daría por una mayor superficie sembrada en el sur-sureste del país en el ciclo otoño-invierno, de 200.000 hectáreas, que compensarían menos tierra destinada a la siembra del grano en Sinaloa por menos agua disponible en la zona.

«Tradicionalmente Sinaloa siembra alrededor de 450.000 hectáreas, estamos estimando sembrar alrededor de 220.000; la mitad en términos generales», añadió. México tiene dos ciclos agrícolas: primavera-verano, que siembra alrededor de noviembre y cosecha en marzo, y el otoño-invierno, que siembra en abril y cosecha entre septiembre y noviembre.

En maíz, más del 80% de la superficie sembrada corresponde al primavera-verano y el resto, al otoño-invierno.

Ruiz reconoció que los rendimientos en el sur-sureste son menores que en el norte del país, pues mientras en Sinaloa se producen entre 11 y 12 toneladas de maíz por hectárea en promedio, en el sur-sureste alcanzan las 8 toneladas por hectárea, por lo que el uso planeado del riego será vital en la producción en el ciclo.

«Si ahora utilizáramos toda el agua que tenemos disponible para tratar de alcanzar la superficie sembrada de año anteriores, lo pagaríamos el año que entra», dijo y señaló que los pronósticos hasta ahora apuntan a un 2012 «relativamente seco». Sinaloa, en el noroeste del país, es el principal productor de maíz del ciclo otoño-invierno, seguido de Veracruz, en el Golfo, y Chiapas, en el sur. Por su parte, Jalisco, en el occidente, es el estado que más maíz produce en el ciclo primavera-verano, seguido de cerca de Sinaloa y el estado de México, ubicado en la zona centro del país.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario