Caminando con pie de plomo

Edición Impresa

Con un par de datos económicos dispares la Bolsa de Nueva York se mantuvo con ligeras bajas en los índices de referencia. Los operadores apostaron por las ventas desde las primeras horas de negociación, no bien se hizo público que el gasto de los consumidores subió en febrero un 0,1%, por debajo de lo que habían previsto los analistas, mientras que los ingresos personales aumentaron un 0,4% en ese mismo mes, de acuerdo con los pronósticos de los expertos.

Finalizó la semana, finalizó el primer trimestre del año, se suponía que todo venia empujado por "viento de cola", pero a último momento los números se desinflaron y los récords desaparecieron. Los inversores globales redujeron su exposición a las acciones de Estados Unidos durante marzo por progresivas dudas sobre el envión al mercado de las políticas de Donald Trump, además minimizaron sus inversiones en acciones del Reino Unido a niveles que no se veían de cinco años a esta parte, por la inquietud sobre qué pasará con el "brexit" y un posible quiebre del Reino Unido. "Una encuesta mensual de Reuters a 46 gestores de fondos y directores de inversiones de Europa, Estados Unidos, Gran Bretaña y Japón mostró que los inversionistas recortaron su inversión en acciones estadounidenses a un 40,8 % de sus carteras de acciones globales, desde un 41,2% en febrero. Es el menor nivel desde que Donald Trump fue electo presidente de EE.UU.

Los inversores habían acumulado acciones estadounidenses apostando a una ola de crecimiento impulsada por el derroche fiscal prometido, pero como ya era percibido, la reciente frustración de Trump para aprobar una reforma de salud en el Congreso ha provocado que se interrumpa la corriente alcista. El mercado es cauto y Trump lo sabe.

El índice Dow Jones de Industriales finalizó en 20.663,22 bajando el 0,31%, el S&P500 se situó en los 2.362,72 puntos, perdiendo el 0,23% y el Nasdaq Composite depreciándose el 0,04% llegó a los 5.911,74 puntos.

Por su parte, las Bolsas europeas finalizaron con números mixtos en sus índices. Londres perdió un 0,6%, París y Milán ganaron un 0,6%, y Fráncfort y Madrid, 0,5%.

Dejá tu comentario