CGT apoyará el proyecto de Massa para Ganancias

Edición Impresa

 La CGT le dará la espalda al proyecto oficial de modificación del Impuesto a las Ganancias y en cambio apoyará el del Frente Renovador, de Sergio Massa. Será, más allá de tecnicismos, una respuesta política a un nuevo ciclo de tirantez entre la central obrera y la gestión de Mauricio Macri. El mandatario colaboró el lunes con el deterioro del vínculo al manifestarse a favor de una renovación de la dirigencia sindical y de los convenios colectivos de trabajo.

Bajo esa impronta la CGT irá hoy, desde las 11, a la nueva reunión de la Mesa de Diálogo por la Producción y el Trabajo en la Casa Rosada. Como adelantó ayer este diario, la convocatoria dejará como principal resultado la firma de un compromiso para poner freno a los despidos y suspensiones al menos hasta el 1 de marzo próximo.

A cambio de facilitar ese pacto el Gobierno esperaba de los gremialistas un respaldo explícito a su iniciativa de reforma de Ganancias, lo que finalmente no ocurrirá.

Para adoptar la decisión fue clave el encuentro que mantuvo la mesa chica de la organización con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el coordinador del gabinete económico Mario Quintana antenoche en la sede del gremio de la Construcción (UOCRA). Los funcionarios reconocieron haber sido marginados de la elaboración final del proyecto por su principal mentor, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.

La queja no sorprendió a los gremialistas. Ellos mismos estuvieron ausentes en todas las etapas de elaboración del proyecto, a pesar de haber contado con la palabra del equipo económico de que serían consultados para la fijación de las nuevas escalas del impuesto, así como la actualización del mínimo y las eventuales exenciones.

Además, un sector determinante de la CGT reporta de manera directa al Frente Renovador: Héctor Daer y Carlos Acuña, dos de los integrantes del triunvirato de conducción, son legisladores por la fuerza de Massa, al igual que Facundo Moyano, que tiene un cargo en el Consejo Directivo de la central.

En la misma línea, Luis Barrionuevo, que maneja una porción de la estructura de Azopardo, también tiene un vínculo directo con Massa por el papel estratégico que juega su esposa, la diputada Graciela Camaño, en su espacio.

La CGT, con todo, no salía ayer de su asombro por el llamado público de Macri a la renovación dirigencial y a la rediscusión de los convenios colectivos de trabajo. "Si el Gobierno sale a plantear que hay que rediscutir los derechos laborales es porque se le quemaron los papeles", le dijo anoche a este diario Daer. En la reunión de anteanoche Triaca y Quintana buscaron quitarle dramatismo al pronunciamiento del jefe de Estado. Los propios dirigentes admitieron que pudo tratarse más de un discurso para agradar a su audiencia y afirmaron no tener un temor real en cuanto a medidas en ese sentido.

Dejá tu comentario