3 de abril 2013 - 00:00

Chipre:renunció ayer ministro de Finanzas

Michalis Sarris
Michalis Sarris
Nicosia - Chipre tendrá otros dos años para respetar las condiciones previstas en el plan de rescate acordado con la Unión Europea.

La noticia llegó en la jornada en la que el ministro de Finanzas, Michalis Sarris, anunció su renuncia, ayer al término de una larga reunión con los representantes de la troika para obtener un plan de rescate.
En base con el acuerdo alcanzado ayer, que deberá ser ratificado por los parlamentos de los países de la UE y el eurogrupo (ministros de Finanzas) Chipre recibirá un préstamo de 10.000 millones de euros reembolsable en doce años tras un período de gracia de una década, a una tasa del 2,5% anual.

El primer tramo, informó el vocero del Gobierno chipriota, Christos Stylianides es esperado para mayo próximo. Ayer por la mañana la troika del FMI, BCE y la Comisión Europea había autorizado al Banco Central de Chipre a destrabar el 10% del 40% de los depósitos no garantizados objeto de la quita compulsiva para reestructurar el sistema bancario.

Sarris, protagonista de las conversaciones con el FMI y los prestamistas de la Unión Europea, dijo que había completado su tarea pero que también probablemente enfrente investigaciones sobre la crisis. "Es un acontecimiento muy importante que pone fin a un período muy largo de incertidumbre", dijo Christos Stylianides, vocero del Gobierno chipriota. Comparado con un proyecto previo de acuerdo con los prestamistas, negociado en noviembre, el arreglo de ayer dio a las autoridades margen adicional para alcanzar un superávit primario a 2018, un plazo posterior al inicial de 2016, dijo Stylianides. El presidente conservador Nicos Anastasiades, en el cargo desde hace apenas un mes, designó jueces ayer para investigar posibles fallas políticas y regulatorias en la caída económica de la isla, además del papel de los bancos.

Sarris, quien fue enviado a Moscú el mes pasado pero regresó con las manos vacías mientras Chipre buscaba ayuda rusa tras el rechazo del parlamento a una propuesta europea para un impuesto a los bancos, dijo que su meta central de alcanzar un acuerdo con los prestamistas estaba cumplida. Sin embargo, sostuvo que también era apropiado renunciar ya que por su papel anterior como presidente del Banco Popular, o Laiki, el segundo mayor prestamista de la isla que fue desmantelado bajo los términos del rescate, también probablemente sea investigado. Sarris será reemplazado por Harris Georgiades, quien se desempeñaba como ministro de Trabajo.

Agencias ANSA y Reuters

Dejá tu comentario