Comienza hoy juicio a José López con la mira en origen de los bolsos con u$s9 M

Edición Impresa

Dos años después de ser capturado estará en el banquillo con mujer, monja y 4 empresarios por enriquecimiento ilícito

Declaró una sola vez, luego de ser hallado intentando esconder bolsos con casi u$s9 millones en un convento en General Rodríguez. Argumentó que era dinero "de la política" y que algún día contaría su origen. El exsecretario de Obras Públicas José López tendrá su oportunidad de hacerlo a partir de hoy, cuando a las 12.30 comience el juicio oral y público por el que está acusado de enriquecimiento ilícito en los tribunales federales de Comodoro Py. Caso convertido en emblemático de la corrupción kirchnerista por lo caricaturesco de su descubrimiento, también ofrecerá en el proceso condimentos de color: su esposa, María Amalia Díaz, la monja Inés -que le facilitó el acceso al monasterio acarreando los bolsos- y dos empresarios, señalados como presuntos testaferros estarán en el banquillo acompañándolo. El Tribunal Oral Federal N° 1 está integrado por los jueces Adrián Grünberg, José Antonio Michilini y Ricardo Basílico. El fiscal Miguel Ángel Osorio estará a cargo de la acusación, cuyas últimas revelaciones incluyen el secuestro y allanamiento del banco Finansur, último rastro de parte del dinero hallado en paquetes dentro de los bolsos.

Andrés Enrique Galera y Eduardo Gutiérrez -dueño de Farallón y de grandes lazos con miembros del actual Gobierno- aparecen relacionados a la casa de Dique Luján que el exfuncionario decía alquilar pero que había diseñado a imagen y semejanza de otra de sus propiedades. Pese a ello, los empresarios declaraban ser los titulares del bien. Otros dos empresarios están en juicio por haber cumplido el mismo supuesto rol para un departamento que ocupaba la hija de Díaz y que había encontrado al matrimonio interesado en un principio pero adquirido luego por una empresa.

Además de denegarle la libertad, tal como lo había hecho el tribunal oral, Casación ratificó lo dispuesto el 9 de febrero en cuanto se le otorgó legitimación en calidad de parte querellante a la Unidad de Información Financiera (UIF), desde que la vinculación entre el enriquecimiento ilícito como delito precedente del lavado de activos justifica la pretensión del organismo estatal para actuar como querellante durante el debate.

Nunca hubo indicios de quién le dio el dinero que López intentaba esconder y ese secreto lo mantuvo desde hace dos años, cuando el 14 de junio de 2016 fue detenido. Es el primero de los procesos que afronta ya que fue citado a indagatoria en todas las relacionadas al escándalo de sobornos de Odebrecht.

Dejá tu comentario