17 de noviembre 2016 - 00:00

Con guiño peronista, Cornejo logró primer aval a plan de gastos

El operativo de seducción montado por Cornejo con los intendentes del PJ dio sus frutos y se destrabó la diferencia en torno del endeudamiento.

Respaldo. La Cámara baja, durante la aprobación del proyecto enviado por el radical Cornejo. Incluye un endeudamiento de casi $3.800 millones.
Respaldo. La Cámara baja, durante la aprobación del proyecto enviado por el radical Cornejo. Incluye un endeudamiento de casi $3.800 millones.
El oficialismo de Mendoza, encabezado por el gobernador radical Alfredo Cornejo, logró el acuerdo con el peronismo para que el presupuesto del año próximo fuera aprobado ayer en la Cámara de Diputados, por lo que se encamina a completar su sanción definitiva en la Cámara alta.

La estrategia de Cornejo fue montar un operativo de seducción con los intendentes del PJ que conducen la oposición para destrabar el principal punto de diferencias: un endeudamiento previsto en casi $3.800 millones. La observación que habían hecho los alcaldes radicaba en que se dejara en claro y de forma expresa qué partidas de la búsqueda de fondos sería destinada a la obra pública. Con horizonte electoral, intendentes y gobernador entienden el acuerdo como win-win: todos contentos con los futuros cortes de cinta.

Así, la mitad de la deuda se destinará a cancelar vencimientos de deuda y a capitalizaciones. La otra mitad, alrededor de $1.900 millones apunta a obras de infraestructura.

El proyecto tuvo el voto negativo de los legisladores del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) y del peronista Gustavo Majstruk. A su vez, contó con el aval de los diputados del PJ de las localidades de Maipú, San Martín, Lavalle, San Rafael y Tunuyán.

"Pedimos que sea claro el destino del endeudamiento. Se ha determinado con exactitud qué parte va a obra pública y qué parte va a otros destinos como servicios de deuda y servicios financieros", manifestó el presidente del Partido Justicialista local, Omar Félix.

Este dirigente había llamado a votar en bloque y lo consiguió. Para esto fue clave el encuentro con intendentes que mantuvo Cornejo el lunes para repartir fondos del programa Buena Cosecha, sponsoreado por el Ministerio de Trabajo de la Nación. El resultado: apenas Gustavo Majstruk, de General Alvear, votó en contra bajo el argumento de que "el Presupuesto no tiene en cuenta a las economías regionales". "Mendoza está más endeudada que el año pasado y nunca se ha tomado tanta deuda desde el comienzo de la democracia", agregó el legislador.

El departamento opositor que más se benefició fue el de San Martín, con obras previstas por $92 millones para obras de cloacas y de agua potable, más otra partida para mejoras en el Hospital Perrupato. Su intendente, Jorge Giménez, ya había adelantado el lunes que no querían "poner palos en la rueda" y que la intención no era "obstruir, sino construir". San Rafael, Tunuyán y Lavalle le siguen en orden de asignación de obras.

Respecto del proyecto original, se incorporó además un artículo referido a los Fondos Fedei (fondos eléctricos de la Nación).

Dejá tu comentario