23 de marzo 2016 - 00:11

Cuenta regresiva para la sexta "Game of thrones"

• EN UN MES HBO COMENZARÁ A EMITIR LA ÚLTIMA TEMPORADA, QUE SE RODÓ EN 151 SETS DURANTE 240 DÍAS DE PRODUCCIÓN

“Game of thrones”, que además de su éxito televisivo habilita un gran negocio  de merchandising, incluyendo un futuro parque temático, no encontrará techo por varios años.
“Game of thrones”, que además de su éxito televisivo habilita un gran negocio de merchandising, incluyendo un futuro parque temático, no encontrará techo por varios años.
Cuando HBO presentó su programa del año, la mayor expectativa estaba puesta en "Game of thrones", cuya sexta y última temporada se estrena el 24 de abril. El énfasis de un productor de contenidos como HBO se corresponde con el fanatismo que la serie logró sembrar en sus seguidores, que la potencian en redes sociales y la convirtieron, a esta altura, en un fenómeno de culto. No por nada, para publicitarla HBO optó por confeccionar con corto con imágenes y videos realizados por los propios seguidores, donde se advierte el fervor por este producto.

Con todas las características de un show multitarget, tiene todos los ingredientes del éxito: como "El señor de los anillos" o "Harry Potter", proviene de best sellers y editados y reeditados sin cesar. En este caso, se trata de los exitosos libros de fantasía de George R.R. Martin que cuentan una historia épica en el mundo de Westeros, donde ambiciosos hombres y mujeres viven en un lugar donde el verano y el invierno pueden durar años.

El primer libro se publicó en 1996, el segundo en 1998 y luego 2000, 2005 y 2011. HBO compró los derechos y lanzó la primera el mismo año de la publicación del último libro.

Siguiendo con los ingredientes del éxito, como en las películas citadas o inclusive la serie de "Star wars", se trata de productos que habilitan un gran negocio de merchandising con los personajes y hasta se imaginó un parque temático, todo de lo que HBO es dueño de los derechos. De modo que el gran negocio que comienza como una serie de TV no encontrará techo por varios años.

HBO define a "Game Of Thrones" como una de las series más importantes de la última década pues se ha convertido en la de mayor audiencia en la historia del canal. Además, se trata de un producto estrella por la envergadura de su producción, por la fuerza de la historia, por la potencia de sus personajes y porque recrea mundos con un estilo visual característico y personal. Y ganó múltiples premios Emmy y Globos de Oro.

Después de las sorprendentes muertes de la quinta temporada -Joffrey, Tywin, Oberyn y Shae- la nueva comienza con un vacío de poder que los grandes protagonistas de Westeros y Essos intentarán llenar. En el Castillo Negro, Jon Snow luchará por balancear las exigencias de la Guardia de la Noche con las del recién llegado Stannis Baratheon, que se considera el legítimo rey de Westeros. El mayor misterio a develarse el próximo 24 de abril radica en si Jon Snow está realmente muerto.

La sexta temporada se filmó en Croacia, España e Irlanda a través de 151 sets durante 240 días de producción. Incluyó la participación de 166 actores, mas de mil personas en el equipo de producción y 5 mil extras.

A poco de su estreno, comienza la publicidad menos imaginada, con actores que son acusados de develar tramas o algunos que admiten no comprender su éxito. Ian McShane, una de las nuevas caras de la serie, fue acusado la semana pasada de revelar detalles clave de la próxima temporada. En tanto Stephen Dillane, quien fue Stannis Baratheon, contó que la historia no le interesaba mucho. "No entendía la serie o su éxito cuando fui parte de ella. Es una experiencia muy rara, pasó sobre mi cabeza. Para mí, para disfrutar un rol, tengo que ser capaz de estar interesado en él, pero no fue el caso. Estuve un poco abrumado", declaró. Para Dillane, trabajar en "Game of Thrones" fue difícil porque era como una "fábrica grande". ¿Entonces, por qué estuvo cuatro años en la serie? "Entre otras razones, por el dinero", se sinceró. En la quinta temporada su personaje murió, de modo que recién ahora se permitió confesar lo que sintió durante varios años.

La serie aporta además datos curiosos. Filmada en Irlanda del Norte, que está sumida hace 30 años de un conflicto político-religioso, la serie logró reunir a la población bajo un interés común y reactivar su economía. Todos en ese país han sido extras o conocen a alguien que ha trabajado en la serie. Además, la filmación de "Game of Thrones" ha generado para Irlanda del Norte un derrame económico total de 137 millones de libras. Con la filmación de la serie se generan al menos 800 empleos para el equipo directo de la producción, pero "cientos de miles" más se emplean como extras, destacó Moyra Lock, jefa de marketing del Northern Ireland Screen. Lo que se dice un negocio redondo.

Dejá tu comentario