Detienen en Italia al alcalde ejemplo de la recepción de inmigrantes

Edición Impresa

Lucano está acusado de arreglar matrimonios por conveniencia entre lugareños e indocumentados. Gobernantes de Europa denunciaron que una persecución por parte del xenófobo ministro de Interior, Matteo Salvini.

Roma - El alcalde italiano de Riace, en la región sureña de Calabria, Domenico "Mimmo" Lucano, cuya comuna llegó a ser símbolo mundial de la acogida amigable de inmigrantes, se encuentra bajo arresto domiciliario, acusado de favorecer la inmigración ilegal.

Lucano, quien acogió en su pueblo decenas de inmigrantes y revitalizo la economía local, es investigado también por irregularidades en la concesión de los contratos de servicio de recolección de residuos.

Premiado en 2010 como el tercer "mejor alcalde del mundo", "Mimmo" figuraba en 2016 entre las 100 personas más influyentes del mundo según la revista Fortune e inspiró un documental de Wim Wenders y una película para televisión que se emitirá en febrero en Italia.

Lucano fue acusado de haber organizado matrimonios de conveniencia entre residentes de la localidad de Riace y mujeres extranjeras para que pudieran obtener un permiso de estadía.

En los últimos meses Lucano mantuvo un abierto enfrentamiento con el ministro del Interior, Matteo Salvini, quien había bloqueado los fondos destinados a proyectos de acogida en Riace por problemas de denuncias de justificación de los gastos, que dieron el puntapié inicial a la investigación judicial.

Según el comunicado de prensa de la fiscalía, que cita extractos de conversaciones telefónicas, el alcalde actuaba a sabiendas de que violaba la ley vigente, que tildó de "estúpida".

"Voy a darte un documento de identidad, pero por ello violo la ley, porque deberías tener un permiso de residencia válido", explicó a una mujer extranjera en una conversación grabada por los investigadores.

En otra conversación le sugiere a una mujer nigeriana un matrimonio de conveniencia. "Creo que es la única posibilidad, que te cases, como hizo Stella. Se casó con Nazareno, soy yo el que celebra los matrimonios por lo civil", aseguró.

Lucano, de izquierda, adoptó un modelo original de acogida para los migrantes, con el objetivo de volver a poblar la localidad calabresa con sólo 1.800 habitantes.

Desde entonces, decenas de afganos, eritreos e iraquíes se trasladaron a vivir al pueblo, y renovaron el casco antiguo, por lo que regresó el turismo gracias a la apertura de talleres de artesanía así como de restaurantes y comercios.

Las alcaldesas de Barcelona, Ada Colau y Madrid, Manuela Carmena, protestaron contra su detención.

"La Italia de Salvini persigue y detiene a "Mimmo" Lucano, hombre honesto, trabajador incansable. Las ciudades europeas debemos reaccionar. BCN con Riace!, escribió en un tuit Colau.

Por su parte, Carmena recordó que "las ciudades tenemos la responsabilidad de acoger y dar refugio a quien huye de la barbarie. Por eso no se entiende que quien pone su solidaridad para ello sea perseguido".

Numerosos sectores denunciaron la "campaña de criminalización" en Italia contra las personas y organizaciones que defienden los derechos de los migrantes.

Dos organizaciones que rescataban inmigrantes en el mar, Proactiva Open Arms y Jugend Rettet, vieron sus barcos incautados bajo la acusación de "favorecer la inmigración ilegal".

Agencias AFP y ANSA

Dejá tu comentario