Diputados: bloque K judicializa ahora la ley de los DNU

Edición Impresa

Después del recurso administrativo presentado el viernes pasado por el bloque oficialista contra el dictamen que modifica la Ley 26.122 orgánica de los DNU, ahora el kirchnerismo se prepara para impugnar ese despacho también ante la Justicia.

Se trata del dictamen opositor para agravar los requisitos necesarios para que un DNU del Poder Ejecutivo sea aprobado por el Congreso. El colectivo anti-K de la UCR, la Coalición Cívica, el socialismo, el PRO y el PJ disidente apuesta a votar en la Cámara de Diputados un proyecto que obliga a los decretos a ser aprobados por ambas Cámaras del Congreso -a diferencia de la ley actual que exige la aprobación de una sola de ellas-, para blindar así su fuerza de ley. Esa misma iniciativa dispone, además, que en el caso de decretos emitidos durante el receso legislativo, tal cual ocurrió con el DNU del Fondo del Bicentenario, el Congreso quedará automáticamente convocado para someterlos a debate.

El primer rechazo al dictamen había surgido luego del plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, y de Peticiones, Poderes y Reglamento, que se desarrolló con la ausencia de legisladores del oficialismo, y fue presentado por el presidente de esta última comisión, el kirchnerista tucumano Gerardo Vargas Aignasse.

En la presentación ante el presidente de la Cámara, Eduardo Fellner, Vargas Aignasse solicitó que «impida que el documento que impugnamos produzca los efectos propios de un dictamen, atento su cuestionable legitimidad y por intentar ser impuesto como tal en violación a la normativa legal y reglamentaria interna de este cuerpo».

En su impugnación administrativa, el legislador tucumano recordó que «el artículo 108 del reglamento determina que, al cabo de 30 minutos de la hora prevista por la convocatoria, se necesita el tercio de los miembros que componen cada Comisión para poder iniciar la consideración y eventualmente el despacho del asunto consignado en la citación correspondiente».

«De la versión taquigráfica tomada el 17 de marzo se desprende claramente que la presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales pasó a cuarto intermedio por decisión unilateral, sin que mediara votación del pleno»
, agregó Vargas Aignasse en una estocada directa a la peronista disidente Graciela Camaño. Y relató que «cuando desde la presidencia de la Comisión de Peticiones advierto que no se encontraban en la sala las mayorías (quórum y/o tercio) necesarios para empezar a funcionar, conforme lo establece el artículo 108 y habiendo transcurrido la media hora establecida para la convocatoria, decido dar por levantada la reunión».

Dejá tu comentario